¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

21°
29 de Febrero,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Hoy se pondrá en órbita el primer satélite argentino

Jueves, 16 de octubre de 2014 00:00

Buenos Aires (NA) -- El primer satélite geoestacionario argentino, Arsat-1, será enviado esta tarde al espacio desde la Guayana Francesa, en un acto encabezado por la presidente Cristina Kirchner, quien se comunicará con ese país por videoconferencia.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Buenos Aires (NA) -- El primer satélite geoestacionario argentino, Arsat-1, será enviado esta tarde al espacio desde la Guayana Francesa, en un acto encabezado por la presidente Cristina Kirchner, quien se comunicará con ese país por videoconferencia.

El lanzamiento podrá verse en vivo desde las 17.30 a través de la TV Pública. El lanzamiento podrá verse en vivo desde las 17.30 a través de la TV Pública.

La puesta en funcionamiento de este satélite le mejorará la calidad de vida a mucha gente, permitiendo que muchas personas que viven en lugares alejados de las grandes ciudades accedan a los medios de comunicación más modernos.

El satélite estará acoplado a un cohete que será lanzado al espacio a las 18 desde la base de Kourou, en el inicio de un camino que se completará con el Arsat-2, para abarcar un extenso territorio desde Estados Unidos hasta Islas Malvinas.

El objetivo del Arsat-1 será proveer servicios de telefonía IP, televisión e Internet con recepción en antenas Vsat. El objetivo del Arsat-1 será proveer servicios de telefonía IP, televisión e Internet con recepción en antenas Vsat.

El aparato fue diseñado, integrado y sometido a ensayos por el Invap, y marcará un avance tecnológico de primer orden para la Argentina, ya que se constituirá en el primer país latinoamericano en tener un satélite de estas características en órbita, y así formar parte de un selecto grupo que incluye a los Estados Unidos, Rusia, China, Japón, Israel, la India y la Unión Europea.

El lanzador soltará el satélite a 250 kilómetros de la Tierra, desde donde deberá remontar hasta los 36 mil kilómetros en la posición orbital definitiva comandado desde la sala de Operaciones Satelitales dirigida por Juan Aurelio, en la estación terrena en la localidad bonaerense de Benavídez.

El desarrollo del Arsat-1 empezó en 2007, tras el requerimiento del Gobierno para que la empresa Argentina Satelital armara una constelación de satélites geoestacionarios que cubriera todo el territorio argentino.

El proyecto demandó 270 millones de dólares y permitió que Argentina no perdiera la posición orbital 81, codiciada porque enfoca desde Estados Unidos hasta las Malvinas.

Temas de la nota