Tres sujetos ingresaron ayer a una concesionaria de autos ubicada en la colectora de la ruta 9, frente al barrio Coronel Arias y robaron dos motocicletas, que pertenecerían a empleados del local. Uno de los "cacos" fue interceptado por los mismos empleados cuando empujaba la moto, cerca de la nueva Terminal, mientras que los otros dos habrían escapado, al parecer, rumbo a Palpalá.
El hecho se registró en la tarde de ayer, alrededor de las 14, en una concesionaria ubicada en la zona, que ya había cerrado sus puertas de atención al público pero aún había empleados.
A esa hora tres hombres -dos de ellos serían menores de edad-, ingresaron al local previo violentar una puerta que da hacia una dependencia donde habían motocicletas.
Allí, estos sujetos habrían violentado el tambor de ambos rodados y así lograron darse a la fuga, ante lo cual los empleados se percataron del ilícito y salieron en busca de los ladrones, mientras alertaban a la Policía.
Intervino la Brigada de investigaciones, del barrio Coronel Arias, luego que uno de los ladrones fue atrapado por algunos empleados que habían salido tras sus pasos.
En la dependencia policial, el damnificado confesó que el otro rodado, también Motomel Skua, de 150 cc., había sido vendida en Palpalá. Con ese dato, los detectives se hicieron presente en el domicilio donde había sido reducido el rodado y procedieron a la demora del comprador de la moto.
El fiscal de investigaciones Alejandro Maldonado, con los elementos probatorios del hecho, dispuso la orden de detención de los otros dos ladrones prófugos. Los dos rodados secuestrados fueron trasladados a la brigada de Coronel Arias, con el fin de realizarle las pericias.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...