La iniciativa de España, que busca ser la avanzada para un reconocimiento internacional de Palestina por parte de toda la Unión Europea (UE), coincidió con un atentado contra una sinagoga en Jerusalén, que dejó al menos seis muertos, entre ellos los dos atacantes palestinos, y ocho heridos.

Con esta resolución no vinculante, que fue aprobada por una abrumadora mayoría de los diputados -319 votos a favor, dos en contra y una abstención-, el parlamento español se convierte en el tercero de la UE en pronunciarse en este sentido con una moción no vinculante, después del Reino Unido e Irlanda. Francia será el siguiente en la lista.

Recientemente, Suecia se convirtió en el primer país miembro de la UE en reconocer al Estado Palestino, si bien otros países como Hungría, Polonia y Eslovaquia lo habían hecho antes de su ingreso al bloque regional.
Hoy en el Congreso español, el contexto europeo estuvo muy presente.

“Consideramos que debemos ir un paso más adelante, no sólo haciendo un llamado al diálogo, sino lanzando un mensaje cargado de valor político, esa es la mejor contribución que podemos hacer a la paz", afirmó la diputada socialista Trinidad Jiménez al defender la iniciativa.
"Que se entienda que es una decisión que no va contra nada ni contra nadie, sino a favor de un pueblo que aspira a vivir en paz", añadió la ex ministra de Exteriores del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Al inicio de su intervención, Jiménez condenó el “brutal atentado” de hoy en Jerusalén, pero argumentó que "no podemos condenar a todo un pueblo por la acción de unos desalmados".

La diputada, artífice de una resolución que prácticamente obtuvo el respaldo unánime de los parlamentarios, subrayó que el reconocimiento de Palestina como Estado es la "única solución posible".

"Siempre hemos defendido dar una oportunidad al diálogo y la negociación para conseguir un reconocimiento mutuo, que permitiera una convivencia en paz y seguridad. Y los seguiremos haciendo bajo la convicción de que la paz pasa por el reconocimiento de ambos estados", indicó.

No obstante, ante la mirada atenta del Embajador de Palestina en España y varios embajadores de países árabes que asistieron al debate, Jimenez lamentó que en los últimos años las negociaciones se hayan visto truncadas y que en julio y agosto pasado Israel haya "reabierto la guerra con toda su crudeza con los ataques a la Franja de Gaza", causando más de dos mil muertos, la gran mayoría de ellos civiles.

"Israel ha seguido instalando asentamientos y dificultando la propia viabilidad del Estado palestino con una política de hechos consumados", sostuvo la diputada, quien destacó que los pronunciamientos de los parlamentos europeos están "ayudando a conformar una voluntad política que deberá plasmarse en una acción común".

La resolución aprobada por la Cámara Baja española, pese a no ser vinculante, recibió el apoyo de todos las bancadas, incluida la del gobernante y derechista Partido Popular (PP) de Rajoy, que recientemente abrió la puerta a reconocer el Estado palestino sin que exista un acuerdo con Israel. 


El ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel García Margallo, quien estuvo presente durante el debate, intervino sobre el final para felicitar a los diputados por el consenso alcanzado, al tiempo que expresó el compromiso del gobierno de Rajoy a impulsar el diálogo entre israelíes y palestinos.

“Espero que esta declaración de voluntad sirva para desatascar un proceso de negociación que lleva muchos años atascado y que debe traer la paz a una región que lleva sangrando desde hace mucho tiempo”, sostuvo García Margallo.

El jefe de la diplomacia española subrayó que “el compromiso del gobierno es buscar acuerdos en la Unión Europea, si queremos una política exterior común, auténticamente continental”.

También se comprometió a explorar la vía de diálogo a través del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, en donde España ocupará un asiento no permanente a partir de enero de 2015.

Pese al apoyo otorgado por el PP al texto, después de introducir una enmienda, la diputada del PP Beatriz Rodríguez Salmones, dejó claro que "no es el momento de un reconocimiento unilateral". Sin embargo, sostuvo que su partido cree que "este es el camino hacia la paz".

En tanto, los partidos de la izquierda parlamentaria, con posiciones históricas de solidaridad con el pueblo palestino, lamentaron que no se hubiese ido más lejos, por ejemplo, instando al gobierno español a reconocer al Estado palestino en un plazo determinado.

De hecho, el acuerdo fue posible porque se retiró una enmienda que instaba a Israel a retomar las negociaciones y a buscar un acuerdo que incluyera la retirada de los territorios ocupados en 1967 y una solución para el problema de los presos y refugiados palestinos, según recordaron varios de los diputados.

Todos los parlamentarios españoles iniciaron sus intervenciones condenando el atentado de hoy en Jerusalén pero también destacaron la necesidad de que esta resolución sirva para impulsar la paz.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...