PERICO (Corresponsal). Como todos los segundos días del mes de noviembre se recordó en la ciudad de El Carmen, el día de los fieles difuntos, con una importante afluencia de familiares que visitaron cada una de las sepulturas en donde descansan sus seres queridos.

Con tal motivo distintas áreas de la Municipalidad de El Carmen, planificaron aspectos variados que tuvieron que ver con los servicios que se prestaron a todos quienes visitaron el campo santo carmense.

Las puertas del cementerio estuvieron abiertas desde horas tempranas, hasta entrada la noche, mientras que las misas se oficiaron a horas 8 y a las 17 respectivamente y estuvieron a cargo del presbítero Carlos Arnaud.

Si bien es cierto que el principal acceso al cementerio local estuvo cerrado al tránsito vehicular para evitar accidentes, circunstancial y excepcionalmente se abrió cuando tuvieron que pasar las carrozas y vehículos que transportaban y acompañaban los restos del licenciado Santiago Manuel Solá, presidente del Ente Autárquico de la Fiesta Nacional de los Estudiantes a su última morada, las tierras que lo vieron nacer.

También por el día de los fieles difuntos se habilitó a pocos metros del cementerio una importante playa de estacionamiento que estuvo ubicada en un descampado sobre la calle Buenos Aires del barrio Rosalía.

La misma estuvo prácticamente colmada durante toda la jornada por el incesante peregrinar de los familiares de los fieles difuntos.







Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...