El fiscal de Investigación penal Aldo Lozano confirmó el pedido de prisión preventiva contra la mujer de nacionalidad boliviana acusada de asesinar a su hijo y dejar su cuerpo abandonado en el interior de una bolsa, en una plaza de la ciudad fronteriza de La Quiaca.
El hallazgo del cuerpo se llevó a cabo el último 21 de enero, día en que el cuerpo de quien en vida se llamara Juan Mamaní Ajnota (8) fue hallado en el interior de una bolsa abandonada en una plaza cercana al Escuadrón 21 de Gendarmería Nacional.
Debemos decir que la madre del menor, identificada como Saturnina Ajnota Arteaga, se encuentra imputada por la supuesta autoría del delito de "homicidio doblemente calificado, por el vínculo y ensañamiento", y por esta razón se encuentra alojada en una unidad penal de esta provincia.
Los hechos
Cabe recordar que días después del hecho la mujer fue ubicada en la provincia de Buenos Aires y a raíz de esto la misma tuvo que presentarse ante la Policía junto a su esposo y, luego de interrogarla, la misma quedó detenida y fue imputada por la Fiscalía de Investigación Penal 4.
Por datos recabados en torno a la causa, el fiscal de Investigación a cargo del caso, Aldo Lozano, ordenó días atrás la detención de la mujer identificada como Saturnina Ajnota Arteaga de 35 años de edad, luego de haber sido ubicada en la provincia de Buenos Aires, donde reside junto a su esposo y dos hijos, hermanos del niño muerto.
Cabe recordar que el martes 21 de enero fue encontrado el cuerpo sin vida de Juan José Ajnota, dentro de una bolsa de plástico en la plaza central de la ciudad fronteriza.
Cabe señalar que uno de los principales indicios del caso tendientes al esclarecimiento del hecho fue el hallazgo de un panuelo o servilleta en el que estaba escrito el nombre del niño.
En este sentido debemos decir que fue ardua la investigación del caso, ya que se debió realizar averiguaciones en la ciudad boliviana de La Paz, en el Gran Buenos Aires y en la ciudad de La Quiaca.
De ahí que las investigaciones fueron llevadas adelante por el fiscal Lozano, personal de la División Homicidios de la Policía de Jujuy y de la Policía Federal y de Interpol.
De este modo los datos recabados a partir del nombre del niño, bordado en su servilleta, permitieron ubicar a su madre en al localidad bonaerense de Villa Lugano. Según se pudo saber esta mujer tendría además otros dos hijos menores.
Según trascendidos en un primer momento la mujer aparentemente habría recibido un citatorio en Buenos Aires y en esa oportunidad su esposo habría comenzado a tener sospechas sobre la suerte de su hijo, ya que la mujer le había manifestado que el niño debido a una enfermedad se había quedado en el vecino país. Ante esta situación el marido se traslado junto a su mujer hasta nuestra capital, donde fue citada por el fiscal Lozano.
Se dice que al momento de ser interrogada la mujer habría incurrido en contradicciones, lo que sumado a otros indicios y elementos de prueba, con lo cual los investigadores infieren que la muerte del menor habría sido cometido por su propia madre.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...