Maduro propuso a los diputados de la Asamblea Nacional (AN) aprobar la creación de un comité de Derechos Humanos para llevar a juicio internacional a Estados Unidos por crímenes de guerra, y consideró necesario sumar mayores esfuerzos contra los planes injerencistas que promueve Washington, reportó la televisora regional Telesur.

También instó al pueblo a continuar la lucha contra la especulación, el acaparamiento y las acciones desestabilizadoras. "La guerra económica es la batalla principal, todas las demás son importantes: La batalla social y seguir consolidando la unión del Gran Polo Patriótico (GGP)", dijo el mandatario.

"Me verán en 2015, recorriendo fabricas, en la calle, y fortaleciendo lazos bilaterales hasta derrotar la guerra económica", anunció Maduro.

El mandatario también dijo que la Constitución bolivariana abrió una "revolución pacífica" y mencionó el fracaso del intento golpista de 2002 por anularla y derrocar al gobierno, ante miles de chavistas que también se movilizaron al grito de "yanquis, go home" en repudio a las sanciones que votó el Congreso de Estados Unidos, y deberá concretar el mandatario estadounidense Barack Obama, para congelar fondos y retirar visas a funcionarios venezolanos.

Maduro destacó la participación y movilización popular que impidió que "el 14 de abril de 2002 los herodes de la oligarquía" anularan esa Constitución y terminaran con el gobierno del entonces presidente Hugo Chávez.

El mandatario, que advirtió que de haberse desarrollado ese intento golpista "hubiera empezado una revolución armada", también hizo público la solidaridad de su gobierno y de los venezolanos con el pueblo estadounidense que se moviliza en las calles contra la violencia policial, en abierta alusión a los actos racistas con que fueron asesinados varios afroamericanos desarmados.

En una de las siete columnas que marcharon hacia la avenida Bolivar, vistiendo el rojo simbólico del chavismo, el vicepresidente Jorge Arreaza dijo que "hoy tenemos que dar una demostración de independencia y soberanía" desde Plaza Venezuela, donde se congregó una de las marchas.

Arreaza llamó al pueblo venezolano a permanecer alerta ante las nuevas pretensiones injerencistas del gobierno norteamericano, cuyo Congreso aprobó un anteproyecto de ley para sancionar a funcionarios venezolanos por supuesta violación de derechos humanos, reportó la agencia estatal AVN.

El funcionario señaló que la Constitución bolivariana es digna de ser celebrada pues hizo visibles a los pobres y a los de "piel oscura", reportó la agencia DPA.

En otro punto de la ciudad, el titular de la Asamblea Nacional (Congreso), Diosdado Cabello, dijo que el oficialismo protestó por esta "nueva intervención norteamericana en la patria de Simón Bolívar".

"Nosotros estamos marchando como patriotas, chavistas y socialistas, para decirle a los gringos 'go home', sal de la tierra de Simón Bolívar", exclamó.

Agregó que "la derecha se alegra de las supuestas sanciones. ¿Qué sanciones va a imponer el imperio? No tiene moral para sancionar a nadie. Si seguimos el legado del comandante (Hugo) Chávez, debemos decirle a los gringos que no metan sus narices en Venezuela, que se ocupen de sus problemas que nosotros nos encargamos de los nuestros", aseveró, en alusión a las denuncias de torturas denunciadas por el Senado de Washington contra supuestos terroristas realizadas por la CIA.

Cabello recalcó que el imperio estadounidense envía una "mala señal con estas posibles sanciones".

"Demuestra el desespero, porque la derecha que tiene aquí no sirve para nada y tienen que actuar los gringos. A la derecha le digo que no hay balas que sólo matan chavistas, no hay bombas que matan sólo chavistas. Para los gringos, los daños colaterales de sus invasiones no existen. No se alegren tanto porque esta amenaza del gobierno norteamericano es también contra ustedes", alertó.

La Casa Blanca, que al principio se había mostrado reticente a aplicar sanciones, dejó en claro ahora que no bloqueará la legislación para sancionar a funcionarios acusados por el Congreso en Washington de violar derechos humanos durante las protestas contra el gobierno que estallaron en febrero pasado.

Se desconoce la lista oficial de quienes serán sancionados, aunque se filtraron algunos nombres, que incluyen a varios jefes militares y dirigentes políticos.

Por su parte, el grupo Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex) acusó hoy al presidente Maduro de querer "confundir y desinformar" con el falso argumento de que las sanciones impuestas por Estados Unidos a funcionarios de ese país son un "ataque contra el pueblo" venezolano.

En esa línea, reiteró que las sanciones estadounidenses se aplican exclusivamente a "funcionarios del régimen que tienen nombre y apellidos", reportó la agencia Efe.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...