"Ahora Crimea forma parte de un Estado que dispone de este tipo de armas, en conformidad con el Tratado de No Proliferación de armas nucleares", resaltó el canciller en una entrevista concedida el lunes a la agencia rusa Interfax.

Anteriormente había recordado que la península no ha sido nunca declarada "zona libre de armas nucleares".

Por ello, según concluyó, Rusia dispone, en concordancia con el derecho internacional, de "todos los fundamentos para operar su arsenal nuclear legítimo de acuerdo con sus intereses y con sus obligaciones asumidas en virtud del derecho internacional".

Las declaraciones de Lavrov se producen después de que, el miércoles, pasado, fuentes del Pentágono hicieran saber que Estados Unidos estudia volver a desplegar en Europa misiles de crucero con ojivas nucleares.

El despliegue nuclear es una de las opciones barajadas por Washington en caso de que Rusia instalara armas análogas en Crimea, lo que violaría, según argumentan los partidarios de la medida, el tratado de Fuerzas Nucleares de Rango Intermedio de 1987 (INF, según la sigla usual en inglés).

Tras el derrocamiento del presidente Víctor Yanukóvich y su sustitución por dirigentes prooccidentales, Crimea se separó de facto de Ucrania en marzo para reintegrarse mediante referéndum a Rusia, a la que había pertenecido hasta 1954.

Los misiles nucleares estadounidenses habían sido retirados del continente europeo tras el fin de la Guerra Fría, al caer la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) en 1991.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...