Algunos simpatizantes jujeños prefirieron “morir en su ley”, repitieron el ritual y se apostaron frente a la pantalla gigante de Lavalle y 19 de abril, donde habían seguido cada presentación de la selección Argentina.

Terminado el partido con la derrota ante Alemania por 1 a 0, así como vinieron, se fueron con las cabezas bajas y casi sin decir palabra alguna. Aunque sus rostros lo decían todo, un enorme dolor los embargaba y las palmadas en la espalda era mucho pedir.

En tanto, casi un centenar se repartieron en dos quioscos de comida instalados en las inmediaciones, (uno de ellos colocó dos televisores enormes) donde vibraron y sufrieron la derrota final, un cerrado aplauso clausuró la jornada y todos se fueron rápidamente a sus casas.

“El mundo es chico” dicen algunos, la permanencia de El Tribuno de Jujuy en la zona del puente Lavalle y la vieja terminal de ómnibus, permitió conocer una anécdota de color.

Resulta que una jujeña tuvo la oportunidad de viajar por Europa y el 1 de este mes se encontraba en Berna (capital de Suiza) cuando Argentina venció justamente a Suiza junto a dos argentinos que habían visto el partido en una pantalla gigante instalada en una calle frente al famoso Zytglogge (la torre del reloj medieval), cerca de la casa de Albert Einstein. Relató que luego del triunfo argentino, los suizos los saludaron respetuosamente y desearon suerte.

En determinado momento y dado que los “coles” circulaban totalmente vacíos, los choferes se bajaron y miraron algunos minutos el partido.

Al momento del desbande de la poca gente, el silencio “se sintió” y no faltaron algunas lágrimas.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...