San Lorenzo de Almagro goleó de local a Bolívar 5 a 0 en el partido de ida por las semifinales de la Copa Libertadores. El encuentro se jugó ante una multitud de hinchas "azulgrana", que sueñan con ganar por primera vez en su historia, la prestigiosa copa internacional.

Corrían apenas cinco minutos de iniciado el juego cuando Leandro Romagnoli ejecutó un preciso tiro libre que fue conectado Mauro Matos, quien se escapó cuando el rival intentaba dejarlo fuera de juego y anticipó a un apresurado Quiñónez.

Así, en el amanecer del encuentro el "Ciclón" encontraba ese tempranero gol que le facilitaba mucho las cosas. Ante un árbitro (el colombiano José Buitrago) que cortaba en demasía el juego mostrándose por demás exigente con la visita; los de Bauza manejaban con comodidad el encuentro, aunque se les hacía algo dificultoso tener profundidad y llegar con peligro al área rival.

Y fue poco antes de la media hora de juego cuando San Lorenzo propinó un nuevo golpe, muy similar al primero. En esta ocasión fue desde la derecha que el "Pipi" ejecutó un tiro libre directo al área, que en esta ocasión fue conectado de cabeza por Emmanuel Mas.

Con mucha facilidad, pero sobre todo inteligencia, el "Ciclón" parecía comenzar a liquidar rápidamente un encuentro que a priori amenazaba con presentar mayor dificultad.

Lejos de relajarse, después del segundo tanto el local fue encontrando mayor libertad ante un adversario que casi no se animaba a tocarlo por temor a que le cobraran una nueva infracción y siguiera acumulando amonestados (en 20 minutos sumó tres). Aunque estuvo muy cerca de extender aún más la ventaja, el conjunto "azulgrana" se fue al descanso con un triunfo parcial por 2 a 0.

Fue a los 24 minutos del segundo tiempo, cuando apareció Juan Mercier para capturar un rebote, meterse a toda velocidad por el medio del área y despacharse con un violento disparo para así marcar su primer tanto con esa camiseta y comenzar a cerrar el encuentro con un 3-0.

Mientras todo el Bajo Flores deliraba de alegría, aparecería Julio Buffarini para despacharse con un verdadero golazo al sacar un bombazo cruzado desde afuera del área y anotar el cuarto tanto "azulgrana".

Aunque ya no quedaban dudas de que el encuentro estaba "cerradísimo" y que San Lorenzo ya quedaba con un pie y medio adentro de la ansiada final, el local no estaba dispuesto a sacar el pie del acelerador.

Así fue que a seis minutos del final, Mas volvió a conectar de cabeza (esta vez fue un perfecto centro del "Pitu" Barrientos) y mandó la pelota al fondo de la red por quinta vez en el partido.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...