La comunidad de Misarumi está realizando innumerables pedidos para que la capilla de San Juan de Oros, que se encuentra ubicada sobre la ruta 40, sea restaurada. El templo data de 1700, se encuentra abandonado, fue robado y no está contemplado en la lista de capillas históricas jujeñas.
Julieta Herrera, vocera de la comunidad, relató que se hizo una nota en el 2010 y la Dirección de Arquitectura hizo un relevamiento para conocer los daños materiales. Pero no hubo respuesta. Luego otra nota con los avales de la Comisión Municipal de Cusi Cusi en el 2013, tampoco tuvo respuesta.
Los lugareños piden que se restaure y se planifique para que la iglesia sea recuperada y valorada.
Ante la ausencia del Estado, se publicaron varias fotografías del deterioro y el desmantelamiento de la iglesia de 1760. Está a 20 kilómetros del pueblo San Juan de Oros. El tamaño de la capilla es como la iglesia Santa Bárbara, tiene una abadía al costado y atrás un depósito.
Tiempo atrás los "esclavos" la cuidaban, "un señor grande le pasó la tenencia a su nuera pero toda la gente que está cerca emigra y por ahí pastan la zona y se trasladan de manera que no hay gente permanente en la capilla", indicó Herrera.
La repercusión de las fotografías fue importante. Recibió el apoyo de "motoqueros" que transitan la ruta 40 y se ofrecieron para ayudar.
Institucionalmente desde el Área de Patrimonio informaron a Herrera que esa "capilla no está declarada monumento histórico" y por ello no entraría en el listado de monumentos para reparaciones.
Mientras que desde Nación, se comunicaron e informaron que hay un área que se encarga y están interesados en hacer el arreglo.
Ante ese llamado la Provincia quedó en articular con Arquitectura para que se actualice el presupuesto que era de 2010 y se presentarían de nuevo los papeles para que tenga fuerza el pedido. Eso estaría en gestión aún.
"La idea es que la comunidad sepa que existe una capilla que se está cayendo", dijo Herrera. Recordó que en el 2010 hubo un temporal y le arranco el techo y se fue deteriorando más porque las lluvias son terribles. Además la capilla sufrió robos de los cuadros y santos, algunos fueron recuperados por la gente y los llevaron a otras iglesias.
:En la sacristía rompieron años atrás una pared con el fin de buscar oro, ya que era la característica de estas iglesias. Dejaron a la vista los cráneos de los franciscanos que sacaron de las tumbas.
Los lugareños también hablaron con el obispo Pedro Olmedo, ya que por jurisdicción le corresponde a la Prelatura de Humahuaca, quien solicitó ayuda y mantenimiento.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Encuesta

¿Tenés decidido a que candidato o frente electoral vas a votar en las elecciones provinciales del 9 de junio?

Si
No
Necesito conocer sus propuestas
Hasta el momento no me convence ninguno
ver resultados

Importante ahora

cargando...