Napoli arrancó la Europa League con el pie derecho. Le ganó al Sparta Praga en el debut por 3 a 1. Higuaín y Mertens, en dos oportunidades, marcaron los goles del triunfo napolitano en el estadio San Paolo. Husbauer convirtió el único gol del equipo checo.

El equipo de Rafa Benítez empezó el partido siendo muy previsible y lateralizando el juego sin demasiada convicción para el ataque. Con el paso de los minutos, se animó a presionar más adelante y sacó ventajas ante un equipo sin recursos para poder obtener una victoria de visitante.

A los 13' Husbaur abrió el marcador con un remate potente desde afuera del área. Fue a trabar una pelota con fuerza pero llegó antes, le pegó y mandó la pelota al palo más lejano de Rafael, el arquero brasileño que cuida los tres palos del Napoli.

Al conjunto italiano le costó reaccionar y ocupar mejor los espacios en la cancha. Sufrió en los contraataques y no definió con precisión en los metros finales. El Sparta Praga planteó un partido ordenado en el que le convenía esperar antes que ir continuamente al ataque.

Sobre los 22' Mertens ingresó en velocidad por el área, la tiró por arriba del arquero, la pelota pegó en el travesaño y salió hacia un costado. En el camino, Callejón interceptó la redonda y remató directo al arco. Nhamoinesu se tiró para tapar el remate y tocó la pelota con las manos.

El árbitro cobró penal. Gonzalo Higuaín fue el encargado de cambiar el penal por gol y darle el empate al Napoli. A partir del gol del "Pipita", el equipo italiano mejoró y empezó a atacar con más agresividad. Se soltó en el medio, jugó por los costados a espaldas de los laterales y complicó constantemente a la defensa del conjunto checo.

Napoli comenzó a definir el partido en el inicio del complemento. A los 50' el "Pipita" desbordó por la derecha, fue hasta el fondo, sacó un centro atrás y encontró a Mertens que remató con potencia para marcar el 2 a 1.


El delantero tuvo una buena noche. Estuvo muy activo, intentó llegar al gol posicionado como nueve de área y, cuando no pudo, se alejó para encontrar la pelota y ayudar en el armado del juego.

A los 80' Mertens volvió a ponerle su sello al partido. Se sacó de encima dos jugadores, ingresó al área por la izquierda, se perfiló para la derecha, y sacó un remate que se metió en el primer palo del arquero del Sparta Praga. Napoli ganó en su debut en la Europa League pero deberá corregir muchos errores si quiere redimirse en el ámbito internacional.

Otro de los candidatos en esta competencia es el Inter, quien con un importante cambio generacional arrancó en ganancia también en este certamen.

Los de Milán, tras pasar sin problemas al Stjarnan de Islandia, por la primera fecha del Grupo F, superó 1-0 al Dnipro Dnipropetrovsk.

El elenco de Walter Mazzarri tuvo desde el arranque a Hugo Campagnaro y Mauro Icardi; mientras que desde el banco ingresó Daniel Osvaldo. Allí permanecieron Juan Pablo Carrizo y Rodrigo Palacio.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...