Cuyaya dueño del clásico barrial.
Toda la atracción del 22º capítulo liguista se vivió ayer en "La Tablada" donde el "bandeño" con justicia superó 2 a 0 a General Lavalle. Con este triunfo los dirigidos por "Bachi" Fernández consolidan el gran momento que hoy lo coloca en la cima de la tabla de posiciones del Anual 2014 "Vicente Costa Ibáñez".
El duelo empezó con la incipiente adrenalina tanto de uno como de otro equipo, pero Cuyaya fue más punzante con Gutiérrez que disparó cruzado y Arenas desde el suelo desvió la intención. El "general" no lograba encontrar tranquilidad necesaria. Y de una mala salida defensiva Velázquez quedó sólo para definir, pero se apresuró y la mandó por encima del horizontal. El juego de a poco se fue emparejando aunque Lavelle dependió mucho de Funes que primero exigió la estirada de Benítez y después hizo templar el parante. Sin embargo, los festejos se hacía esperar, porque Velázquez no llegó a puntear una buena asistencia de Aldana que pudo terminar en el delirio de la gran hinchada "bandeña". La emoción se adueñaba de los presentes, ya que el poste le negó el gol a Pérez y en el rebote el golero Chañi evitó el grito de Cabral. Sobre el cierre Fabricio Fernández probó con un disparo de media distancia a las manos del arquero de Cuyaya.
En la segunda parte ambos técnicos apostaron a meter variantes de mitad de cancha hacia adelante. Y ante la falta de desequilibrio, resaltó el constante respaldo del público "bandeño" que se hizo escuchar con bombos, platillos, redoblantes y trompetas para engalanar un marco festivo donde la policía y los mismos dirigentes del "general" controlaron desde cerca todo el accionar.
Frente a la descomunal arenga, Gutiérrez mandó un centro al área que al parecer peinó Machaca y al final Chambi la terminó metiendo en su propia valla. El desahogo fue en el momento indicado y allí Cuyaya sin ser lucido manejo los tiempos. En tanto Lavalle se mostró desordenado y sin creación donde propuso mucha voluntad, pero poco juego. Con ese panorama dejó espacios y ahí Gutiérrez se animó y desenfundó un derechazo que se clavó en el ángulo para el delirio "bandeño". El "general" sin respuestas sólo preocupó con un centro en el que Lizondo no llegó a conectar. Para el colmo en ese trajín Chambi de impotencia le metió un manotazo en el rostro a un rival y se fue correctamente expulsado. El resultado ya estaba sellado, pero igualmente Lavalle empujó con Lizondo que no pudo frente a los buenos reflejos de Benítez que le sacó lo que hubiera sido descuento. Al final todo se transformó en un coro que festejó la victoria de Atlético Cuyaya.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...