El presidente de la UIA, Héctor Méndez, negocia la compra de la fábrica de cables para la industria automotriz Delphi, que hasta hace pocos meses estuvo en manos del "fondo buitre" Elliot, en litigio con la Argentina por la deuda, trascendió ayer.
A pesar de que Méndez habría puesto en venta su empresa de productos plásticos Conarsa, contaría con apoyo gubernamental para adquirir la firma Delphi, que produce mazos para cables de autos en San Juan y tiene más de 450 empleados, pero entró en crisis junto con toda la industria automotriz.
Hasta hace unos meses el principal accionista de esa compañía era Paul Singer, presidente del fondo Elliott Management, que litiga contra la Argentina por la deuda.
Todo ante los trascendidos de que la multinacional Delphi negocia con Méndez para venderle la planta de San Juan, para lo cual llegaron a la Argentina directivos de la compañía, según publicó un diario local.
El trato se produciría antes de que venza la conciliación obligatoria fijada por el Ministerio de Trabajo en medio de las protestas de la Unión de Obreros y Empleados Plásticos por el futuro de los puestos de trabajo.
"Delphi concluyó que sus operaciones no son viables en la Argentina y que la forma que tendrá la transición, incluso una posible venta, están por ser determinadas", aseguró Claudia Tapia, encargada de comunicaciones a nivel global de la compañía.
Si bien el principal cliente de Delphi es Peugeot, la cercanía de Méndez con el presidente de Fiat, Cristiano Rattazzi, hace especular con que esta automotriz se sumaría a la cartera de compradores de mazos o juegos de cable.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...