"Gracias infinitas a mi profesor Jorge Giles que comprendió mi desafío y me acompañó a concretarlo", dice con suma humildad una bella voz como la de Marcia Cabezas en la portada de su disco, uno nuevo que salió en diciembre y que tiene la particularidad de contar sólo con ella cantando, y la guitarra de quien ella nombra.

Y sí, sólo voz y guitarra para estos tangos que eligió esta talentosa cantante jujeña, para que integren esta placa que tituló "Dos en dos por cuatro" (Marcia Cabezas y Jorge Giles).

"La importancia de la guitarra de Jorge, que siempre me acompañó, es lo que me inspiró para pensar este disco", dice Marcia en conversación con El Tribuno de Jujuy.

Le preguntamos por su relación con el tango y menciona que el hecho de que en cada uno de sus discos haya habido un tema por lo menos de este ritmo, la lleva a recordar que le gustó desde su niñez en Abra Pampa. Recuerda claramente que no se perdía los programas radiales "Glostora Tango Club".

En el tiempo que cantó a dúo con su marido (hasta que él falleció en 1991), curiosamente no interpretó los tangos que le gustaban, se dedicaban exclusivamente al folclore.

Hoy, a 24 años de su partida, y habiendo retomado ya hace un tiempo el camino de la música, esta vez como solista, Marcia reconoce que tiene otras experiencias, otras vivencias, y de ahí surge "Sola", el primer corte de este disco. Es un tango que escribió ella misma para describir su actual situación, que no es más que un estado de sabiduría de acuerdo a lo que cuenta. Marcia explica que no vive la soledad como algo abrumador y desgastante. "Cuando uno pierde al compañero de la vida, no es lo mismo. Es el momento en que una siente que se achica todo, porque falta la otra mitad, que es esa persona con la que una aprendió a vivir en compañerismo. Pero en esa letra cuento en realidad, la experiencia que se brinda a través del seguir viviendo. En esa letra cuento lo que puedo seguir transmitiendo en hijos, nietos, familia. Todos ellos son los que me fortalecieron y me están acompañando", dice.

La mayoría de los temas que eligió para completar este disco tienen una tendencia melódica, son sensibles, tranquilos, y la importancia mayor tiene que ver con lo que dicen las letras. La lista es "Garúa", "Pasional", "Toda mi vida", "Cafetín de Buenos Aires", "Como dos extraños", "Fueron tres años", "Sur", "Volver" y "Malena". Se grabó en Maimará Tampu Digital.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...