Durante este fin de semana se han registrado cinco casos de femicidio en distintas ciudades del territorio nacional, donde por lo menos cuatro de estos casos habrían sido protagonizado por sus parejas.
Las víctimas fueron identificadas por la Policía como Rosario del Carmen Salinas, Claudia Sposetti (ambas oriundas de la ciudad de Plata), Beatriz Gaitán (de Rosario), Julieta Mena (Buenos Aires) y Rosana Silvana Barbas (de Tartagal Salta).
Rosario Salinas (38), alrededor de las 10 de ayer a la mañana se encontraba discutiendo a los gritos con su expareja, Carlos Ruiz Díaz (38), en su vivienda del barrio Belgrano. En plena pelea el agresor sustrajo un arma blanca y comenzó a atacar a su ex mujer hasta darle once cuchilladas.
La Policía, alertada, llegó a la casa y encontró a la mujer sin vida, mientras que el exesposo se había dado a la fuga. En el lugar también estaban los hijos de la pareja, entre ellos el menor de ellos de 5 años, quienes habrían presenciado el homicidio.
Luego, en horas de la tarde efectivos detuvieron a Carlos Ruiz Díaz, quien tenía un pedido de detención por el “homicidio agravado”.
Otra víctima de nombre Claudia Sposetti (47), fue encontrada degollada dentro de su auto ayer domingo a las 17.30.
Un investigador señaló que se está indagando en el círculo íntimo de la mujer, especialmente en sus últimas relaciones sentimentales, ya que se descartó que haya sido asesinada en el marco de un robo.
En tanto que en el localidad bonaerense de Ramos Mejía, una joven de 23 años identificada como Julieta Mena, fue hallada asesinada a golpes en casa de su novio, quien por el momento está prófugo.
El lamentable episodio tuvo lugar el sábado en horas de la noche pero el cuerpo fue hallado ayer en horas de la mañana. Los voceros manifestaron que Marcela Morera, madre de la joven, llamó a su hija por teléfono y como no respondió fue hasta la vivienda del novio de su hija.
Dado que tampoco contestaron el timbre, la mujer llamó al número de emergencias 911 y efectivos ingresaron a la vivienda y encontraron a la joven muerta en el baño con varios golpes en su cuerpo. El médico legista constató que tenía golpes en el cráneo, en el abdomen, en la espalda y además en la nuca había un profundo corte que pudo haberse provocado al caer contra un vidrio durante la pelea y en el antebrazo también tenía lesiones, por lo que se sospecha que se defendió del ataque.
El resultado de la autopsia confirmó que Mena murió como consecuencia de la cantidad de golpes de puño y patadas que recibió, lo que le provocó el estallido del hígado y los riñones.
En tanto que el fiscal de Homicidios de La Matanza pidió al juzgado de garantías en turno una orden de detención para su novio de apellido Mansilla debido a las pruebas obtenidas, entre ellas que algunos vecinos escucharon gritos y golpes durante la discusión.
Por otro lado en la ciudad santafesina de Rosario, una mujer de 55 años fue asesinada de tres disparos de arma de fuego y por el crimen la Policía detuvo a dos sospechosos y secuestraron dos armas de fuego.
La víctima fue identificada como Beatriz Gaitán, quien el sábado a las 23.30 fue hallada gravemente herida con tres balazos. Las fuentes señalaron que Gaitán murió poco después a consecuencia de heridas provocadas por un arma de fuego en el omóplato, el cuello y un brazo.
Luego, los investigadores en varios allanamientos detuvieron a dos hombres, de 20 y 25 años, como sospechosos del homicidio a los que se les secuestró un revólver calibre 22 y una escopeta “tumbera”.
Ahora la policía trata de determinar el motivo que llevó a los detenidos al crimen de Gaitán.
Además en la ciudad salteña de Tartagal, una joven de 23 años madre de tres niños de 8 meses, 3 y 5 años fue asesinada por su pareja, luego de una violenta discusión que tuvo lugar en una precaria vivienda en el barrio San Juan.
La joven fue identificada como Rosana Silvana Barbas, quien todavía amamantaba a su bebé de 8 meses, murió instantáneamente luego de recibir dos disparos en la cabeza y en el cuello por su pareja.
El sujeto, identificado por la Policía como Santino Salas, luego de cometer el hecho de sangre se dio a la fuga dejando en el lugar el arma homicida que fue secuestrada minutos más tarde.
La tragedia que le costó la vida a la joven madre se desencadenó pasadas las 21.30 del viernes, cuando Salas llegó a la vivienda y comenzó una violenta discusión con su esposa y luego se escucharon detonaciones, según el relato de los vecinos del inquilinato donde vivía la pareja con sus hijos.
Las tareas de aprehensión del sujeto, que es intensamente buscado por la Brigada de Investigaciones y varias dependencias policiales, se verán dificultadas ya que Salas conoce muy bien la zona rural del departamento San Martín y de todo el Chaco salteño donde durante años se desempeñó como cuidador de una finca y por eso mantenía en su poder la escopeta calibre 16.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...