El Proyecto de Ley de Presupuesto 2016, junto con la prórroga de impuestos a los créditos y débitos bancarios, conocida como Ley del Cheque, el tributo adicional al precio del cigarrillo y la prórroga de la Emergencia Económica, recibieron ayer dictamen de la Comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado.
A la reunión de comisión asistieron el viceministro de Economía, Emmanuel Álvarez Agis, y los secretarios de Hacienda, Juan Carlos Pezoa, y de Finanzas, Pablo López, quienes defendieron el proyecto aprobado la semana pasada por la Cámara de Diputados.
Álvarez Agis afirmó que "es la primera vez que un gobierno democrático deja una herencia económica que es buena por donde se la mire" y rechazó que la gestión de Cristina Kirchner vaya a dejar un "Banco Central vacío".
Sobre este punto, el viceministro destacó que la máxima entidad monetaria tiene "7 mil millones de dólares de reserva", pero admitió que "el 44% de las reservas de la Argentina son líquidas", lo que daría un resultado de 11.880 millones de dólares.
El funcionario contrastó este dato con la situación de Brasil, que "tiene nada más que el 6% de sus reservas" en líquido, según dijo.
El funcionario sostuvo que "la relación de las reservas con el tamaño de la economía ha mejorado" y que "como eso es inobjetable, la crítica es que la mitad de la reserva es de China", pero advirtió que eso es "mentira". Al respecto, afirmó que "muchísimos países del mundo han firmado swaps con China" y que "en ningún país del mundo se cuestiona si son reservas", al tiempo que aseguró: "Son convertibles. Si el Banco Central quisiera disponer de 11 mil millones de dólares, lo podría hacer".
"La Argentina ve que sus reservas se reducen por una decisión soberana de desendeudar al país", aseguró el funcionario, quien puso de relieve que "entre 2003 y 2015 se pagaron 145 mil millones de dólares en vencimientos de deuda" y pronosticó que "los próximos tres gobiernos van a tener que pagar casi la mitad, 80 mil millones de dólares en los próximos 12 años". Al respecto, Alvarez Agis precisó que en 2016, en lo que respecta a las exportaciones, "Argentina va a tener una demanda que va a crecer a una velocidad prácticamente del doble de lo que se va a experimentar en 2015". El Presupuesto 2016 prevé un crecimiento del 3%, un dólar a 10,60 pesos, inflación de 14,5% y un saldo comercial positivo de 4.040 millones de dólares, entre otras previsiones. El proyecto prevé gastos corrientes y de capital por un total de $1.569.412,1 millones (más de un billón).

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...