Una grave denuncia realizaron familiares de personas que se encuentran detenidas en la brigada de Investigaciones de Jujuy, debido a que éstas habrían sufrido golpizas y maltratos al intervenir la policía en un motín que se había desatado en esa sede policial ubicada en calle Alvear, en esta ciudad.
Todo habría acontecido el sábado último, después de las 15, cuando ya había finalizado el horario de visita para los familiares de los presos.
Por causas que se están investigando, tres de los detenidos prendieron fuego a colchones en el patio de la brigada lo que causó alarma en todo el edificio. El motivo no sería otro que para pedir por la agilización de causas y por traslados.
Ante esta situación, autoridades policiales solicitaron la presencia de Bomberos para extinguir las llamas y de efectivos pertenecientes a otras unidades como Ceop y el Cuerpo de Infantería, con el fin de poner bajo control el incidente.
Pero al parecer, el procedimiento estaría cuestionado por supuestos "excesos" o por lo menos un accionar desmedido de los uniformados; de acuerdo a lo denunciado por familiares "los bomberos mojaron a todos los detenidos, había gente desvanecida por tragar agua o porque había inhalado monóxido de carbono".
"Estando inconscientes la misma policía les hizo reanimación y luego de volver en sí le siguieron golpeando en el piso. Hubo varios desvanecidos, un con fractura de clavícula y otro de nariz, que luego trasladados al hospital Pablo Soria, mientras que el resto fue reubicado en alcaidía", relataron.
Después de los violentos hechos, los detenidos que pedían ser trasladados fueron llevados a distintas comisarías.
Otra cosa que lamentaron fue la falta de comunicación para con ellos, ya que desconocían hasta varias horas después lo que había sucedido el sábado.
Aseguraron que "nunca" la policía les informó lo que había sucedido "ni que todos los detenidos habían sido trasladados a la alcaidía", que está ubicada frente a la brigada.
"En dos celdas estaban todos amontonados, descalzos, mojados, pedían que le den agua y comida", apuntaron y refirieron también que todas las pertenencias no la habría podido recuperar ya que les dijeron que "se habían perdido. Esa noche durmieron en el piso todos amontonados", señalaron.
"Contra la pared"
De acuerdo a lo que pudo averiguar este diario, siempre por testimonios de familiares, "personal policial procedió a ubicar a todos los detenidos en el pasillo del edificio".
"Hubo efectivos (a los que no se los pudo identificar) que los pusieron contra la pared, les pegaron con palos en la pierna, estaban todos golpeados, con rasguños y tenían chichones en la cabeza", denunciaron.
"Encima ese día no pudieron comer nada sino recién hasta el domingo al mediodía", manifestaron los familiares.
Las denuncias por estos hechos fueron presentadas por familiares de los damnificados en la Unidad Regional Uno, ubicada en el barrio Ciudad de Nieva.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...