¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

23°
18 de Abril,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Estructura económica jujeña

Viernes, 16 de octubre de 2015 01:30
<p>BENITO CARLOS ARAMAYO.</p>
El candidato a diputado provincial en primer término por Unidad Popular, Lista 72, Benito Carlos Aramayo en este proceso electoral destaca la estructura económica y su consecuencia social en Jujuy que se caracterizan por la gran concentración de la producción industrial y su contracara de escasas industrias pequeñas y medianas. "Lo mismo sucede en el sector agropecuario, cinco grandes propietarios de tierras concentran el 45 % de la tierra con valuación inmobiliaria rural y la contracara en este sector muestra a 8 mil pequeñas explotaciones y las medianas suman un par de centenares. El tamaño de las funciones burocráticas y de atención de servicios básicos del Estado, principalmente educación y salud con carencias notorias. La enorme cantidad de desocupados y de trabajadores informales completan el cuadro de situación y son una derivación de dicha estructura de la producción de bienes y servicios".
Aramayo resalta que "se escuchan diagnósticos generales en ese sentido pero no propuestas básicas para modificar dicha estructura. Por ello el candidato aporta algunas ideas respecto a lo que debería ser un verdadero plan económico y social a mediano y largo plazo que apunte a revertir la situación. En economía política se entiende el mediano y largo plazo suponiendo ejecución de políticas públicas a cinco, diez o veinte años. Por ejemplo, el flagelo de la desocupación y la informalidad necesita abordarse desde la creación de miles de pequeñas y medianas empresas que generen empleo genuino, empezando con dicha política en los primeros actos de gobierno. En relación a la producción del sector agropecuario es imprescindible crear miles de nuevas explotaciones con los más diversos productos en función de cubrir la demanda interna, nacional e internacional, en un mundo que demanda en forma creciente alimentos e insumos para la industria. En Jujuy existen más tierras aptas con aptitud agrícola "tipo A' que están ociosas que el total de las que están explotadas, ni que hablar de las 600 mil hectáreas con aptitud forestal cuando el total de lo que hoy está implantado no supera las 18 mil hectáreas. La forestación, que no implica destruir las especies nativas de gran calidad, puede ser combinada con silvi-ganadería en gran escala. Lo más llamativo de los últimos 32 años de política es que jamás se fue al encuentro de la Ley 3.108, de expropiación con fines de utilidad pública".

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla
El candidato a diputado provincial en primer término por Unidad Popular, Lista 72, Benito Carlos Aramayo en este proceso electoral destaca la estructura económica y su consecuencia social en Jujuy que se caracterizan por la gran concentración de la producción industrial y su contracara de escasas industrias pequeñas y medianas. "Lo mismo sucede en el sector agropecuario, cinco grandes propietarios de tierras concentran el 45 % de la tierra con valuación inmobiliaria rural y la contracara en este sector muestra a 8 mil pequeñas explotaciones y las medianas suman un par de centenares. El tamaño de las funciones burocráticas y de atención de servicios básicos del Estado, principalmente educación y salud con carencias notorias. La enorme cantidad de desocupados y de trabajadores informales completan el cuadro de situación y son una derivación de dicha estructura de la producción de bienes y servicios".
Aramayo resalta que "se escuchan diagnósticos generales en ese sentido pero no propuestas básicas para modificar dicha estructura. Por ello el candidato aporta algunas ideas respecto a lo que debería ser un verdadero plan económico y social a mediano y largo plazo que apunte a revertir la situación. En economía política se entiende el mediano y largo plazo suponiendo ejecución de políticas públicas a cinco, diez o veinte años. Por ejemplo, el flagelo de la desocupación y la informalidad necesita abordarse desde la creación de miles de pequeñas y medianas empresas que generen empleo genuino, empezando con dicha política en los primeros actos de gobierno. En relación a la producción del sector agropecuario es imprescindible crear miles de nuevas explotaciones con los más diversos productos en función de cubrir la demanda interna, nacional e internacional, en un mundo que demanda en forma creciente alimentos e insumos para la industria. En Jujuy existen más tierras aptas con aptitud agrícola "tipo A' que están ociosas que el total de las que están explotadas, ni que hablar de las 600 mil hectáreas con aptitud forestal cuando el total de lo que hoy está implantado no supera las 18 mil hectáreas. La forestación, que no implica destruir las especies nativas de gran calidad, puede ser combinada con silvi-ganadería en gran escala. Lo más llamativo de los últimos 32 años de política es que jamás se fue al encuentro de la Ley 3.108, de expropiación con fines de utilidad pública".