Al menos 11 personas murieron y 23 resultaron heridas ayer por la explosión de una bomba en un colectivo en Quetta, en el suroeste de Pakistán, donde se activó una alerta ante la proximidad de la celebración chiíta de la Ashura, informaron funcionarios locales.

"La explosión se produjo en un ómnibus de pasajeros en Saryab Road, donde murieron 11 personas y otras 23 resultaron heridas, cinco en situación crítica", dijo el secretario de Interior de la provincia de Baluchistán, Akbar Hussain Durrani.

También detalló que, "de acuerdo con el Equipo de Desactivación de Explosivos, la bomba estaba colocada en la parte de atrás del autobús, en el que iban entre 35 y 40 pasajeros".

Los heridos fueron trasladados a hospitales y las fuerzas del orden acordonaron la zona, indicó el secretario de Interior.

La explosión se produjo por una bomba de tiempo con al menos seis kilos de explosivos, según informó un canal de televisión paquistaní que citó a fuentes policiales.

El jefe de gobierno provincial, Abdul Malik Baloch, dijo que la explosión la produjo una bomba que destrozó el techo el vehículo.

Las fuerzas de seguridad se encuentran en alerta en la provincia ante la celebración a partir del próximo fin de semana de Ashura o Muharram, el mes en que los chiítas conmemoran el martirio de Hussein, nieto de Mahoma.

Los atentados de carácter sectario en Pakistán, en especial contra la minoría chiíta, se han incrementado en los últimos años en medio del recrudecimiento general de la violencia terrorista desde finales de 2012.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...