Desde la Iglesia Católica, a través de la carta papal y de acuerdo a las medidas que viene tomando el Papa Francisco, se agilizó el procedimiento para anular matrimonios, disminuyendo un paso. En Jujuy actualmente hay cinco pedidos, y otros que ya están en estudio a través de un Tribunal.
"La Iglesia no divorcia ni anula matrimonios sino declara nulos", afirmó el padre Germán Maccagno, delegado diocesano para estos casos en Jujuy. Explicó que esto implica que la Iglesia analiza si en el momento de contraer matrimonio hubo un acto humano plenamente libre y consciente, y si por ejemplo alguno de los esposos fue presionado a casarse, que puede ser que si la chica queda embarazada y los padres la obligan a contraer matrimonio.
"Si se demuestra que ese casamiento se hizo bajo presión, obligación, se declara nulo, es decir ese matrimonio se declara nulo, o sea ese matrimonio no es válido y así como esa hay muchas otras causales de nulidad", precisó Maccagno. Sostuvo que entre estas causales de nulidad puede ser la inmadurez, en gente joven e inexperta.
El trámite de anulación se inicia con la consulta al sacerdote cercano o al obispo, para contar la historia, y cuando se determina su viabilidad se inicia un proceso que implica recabar la información, inclusive pericias psicológicas o médicas, en el caso de matrimonio no consumado. Sin embargo, el tema de los hijos no es obstáculo, hubo personas que han tenido hijos extramatrimoniales o antes, con lo cual se analiza el acto matrimonial fue libre y responsable.
La tarea estará en manos del delegado diocesano para estos casos o el tribunal correspondiente, que una vez que recaba la información la transfiere al Tribunal que entiende en el caso en Tucumán.
Este instruye en la causa, al igual que en los juicios hace interrogatorios, busca testigos y una vez que está todo el material, emite una sentencia. Está integrado por tres jueces, uno de los cuáles hace la sentencia y los otros dos votan; sin embargo en el caso de tratarse de una nulidad muy evidente el obispo de cada lugar puede proceder.
"Según las nuevas reformas del Papa Francisco, a partir del 8 de diciembre, las causas que ingresen por nulidad, con el voto del Tribunal la sentencia queda firme. Antes hacía falta otro tribunal, una segunda instancia nacional, ahora desde el 8 de diciembre con una instancia basta", precisó Maccagno destacando que de ese modo se acelera el proceso.
El trámite dura alrededor de un año en promedio, pero depende de las personas que lo solicitan ya que algunos demoran en presentar los papeles y en presentarse cuando se los cita, en virtud de encontrar testigos. En el caso en que se declara nulo el matrimonio, la persona puede volver a casarse por la Iglesia.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Jujuy

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...