Ivone es su compañera de vida y de emprendimiento desde hace más de veinticinco años. Le preguntamos cómo es acompañar esa vida de concentración y armonía del artista, las veinticuatro horas del día, teniendo en cuenta, que el taller de creación de Víctor Montoya es su propia casa, y todo se entrelaza con la cotidianeidad del hogar.

"Estamos juntos hace mucho tiempo, y acompañarlo es básicamente respetar lo que él ama, que también es lo que amo yo. Acompañarlo es mirar cuando se despierta y empieza a pensar en la pintura, él vive por la pintura. Para él es una emoción muy grande hacerlo y es parte de lo que lo hace feliz", comenta tímidamente quien siempre está al lado de Víctor.

"A mí como espectadora, me encanta el arte. Estar al lado de él me permite vivir un poquito de su mundo", dice quien se encarga de toda preparación, logística, etc.

"Mi forma de acompañarlo es estar presente cuando necesita algo. Soy su compañera de este camino", concluye.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...