Al menos 400 personas murieron y más de 2.000 resultaron heridas en Pakistán y Afganistán por el terremoto de 7,5 grados en la escala abierta de Richter registrado el lunes y cuyo epicentro se ubicó en el noreste afgano, en el Hindukush.

Según informaron las autoridades, las víctimas fatales son 310 en Pakistán y al menos 115 en Afganistán, mientras la búsqueda de supervivientes continúa, informó la agencia alemana DPA, que indicó que además murieron cuatro personas en los valles del Himalaya en la India, vecinos a Pakistán y China.

La principal dificultad era llegar a las zonas afectadas, debido a que en los dos países numerosos caminos quedaron intransitables por los corrimientos de tierra.

Sólo en la provincia de Khyber-Pakhtunkhwa, en el noroeste de Pakistán, se registraron unos 2.000 heridos, informaron las autoridades provinciales.

En tanto, hay más de 7.600 viviendas dañadas en Afganistán y unas 2.500 en Pakistán, lo que obligó a cientos de personas a pasar la noche a la intemperie.

"Equipos médicos y de rescate ya pudieron llegar a algunas de las áreas afectadas, aunque hay otras zonas a las que no pudieron acceder debido a las dificultades del terreno", explicó el portavoz de la Autoridad Nacional de Gestión de Desastres paquistaní, Ahmed Kamal.

El Gobierno envió un helicóptero, un hospital móvil, 2.000 mantas y el mismo número de carpas a Khyber Pakhtunkhwa, indicó la fuente.

En las áreas tribales de administración federal, también en la frontera con el territorio afgano, murieron 32 personas y 90 resultaron heridas, de acuerdo con datos de la Autoridad.

En Afganistán, los equipos de rescate avanzan con lentitud en su intento por llegar hasta las víctimas. Aludes de tierra bloquearon las carreteras en la zona montañosa, y otras son intransitables porque las controlan los talibanes, afirmó Mawlawi Hamidullah Muslim, miembro del consejo de Badajshán.

Este sismo es el de mayor intensidad en la zona del sur de Asia, un área de alta actividad sísmica. En abril un terremoto de 7,8 grados en la escala Richter sacudió Nepal y causó casi 9.000 muertos.

Francisco expresó sus condolencias

El Papa Francisco expresó sus condolencias por las víctimas y damnificados en el terremoto del noroeste de Afganistán, que afectó también a regiones de Pakistán e India y en el que han perdido la vida más de 400 personas. "El Santo Padre Francisco se entristeció profundamente al conocer las trágicas muertes en Afganistán y Pakistán como resultado de un terremoto en la región", señaló un telegrama dirigido al nuncio apostólico en Pakistán, Ghaleb Bader.

La misiva aparece firmada por el secretario de Estado vaticano, Pietro Parolin, que la envía en nombre del Papa.

Francisco "expresa su sentida solidaridad a todos los afectados por este desastre y asegura sus oraciones por los fallecidos, al igual que por los que aún permanecen desaparecidos", señaló el mensaje publicado ayer.

"El Papa invoca bendiciones de consolación y fuerza para aquellos que lloran la pérdida de seres queridos y para las autoridades y personal de emergencia involucrados en las labores de socorro", concluyó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...