La presidente Cristina Fernández de Kirchner afirmó ayer que "un proyecto de país es una Nación que incluya a los 40 millones de argentinos" y, en ese sentido, les pidió los dirigentes políticos de todos los partidos que "entiendan lo que es un proyecto de país, porque el proyecto del que hablamos nosotros no tiene apellido, se llama Argentina".

Acompañada por el candidato a vicepresidente por el Frente para la Victoria (FPV), Carlos Zannini; la postulante a gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner; y el candidato a diputado nacional Máximo Kirchner, Cristina participó de la inauguración de las obras de ampliación de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) de Río Gallegos, donde remarcó: "Hablamos de una Argentina con salarios dignos, de jubilaciones, de trabajo registrado, de industrialización. Ése es el proyecto que queremos que siga".

Con la voz quebrada durante varios tramos de su discurso transmitido por cadena nacional, la Presidente manifestó: "Sigo soñando con todos los argentinos construyendo satélites y con más trenes" porque "hay derecho a ser feliz y quiero que todos los argentinos tengan el derecho a estar feliz y a seguir soñando".

Acompañada también por el ministro de Planificación Julio de Vido, Cristina recordó varias medidas de gestión de Néstor Kirchner al frente de esa provincia o del municipio de Río Gallegos y reiteró: "Fuimos (a la Capital Federal) con la vocación de cambiar la Argentina y lo hicimos, pero falta más".

Al referirse a cómo continuará su vida una vez que concluya su mandato como Presidente, Cristina Fernández de Kirchner ironizó: "Quiero volver a hacer gimnasia como antes, porque cuando sos presidenta no tenés mucho tiempo".

Previo al acto principal, la Presidente inauguró por videoconferencias un centro geológico, dos paso a nivel, la ampliación de un centro de atención animal y una escuela técnica, en distintos puntos del país.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...