El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, dijo ayer que el Auditor General de la Nación (AGN), Leandro Despouy, "comete un delito, lisa y llanamente" al "impedir" que los kirchneristas Julián Alvarez y Juan Ignacio Forlón se incorporen al organismo, tras ser designados por la Cámara de Diputados de la Nación.
"Los eligió la propia Cámara como dice la ley que hay que elegirlos, y si están elegidos, no hay ninguna ley que impida que puedan asumir. Lo que está haciendo Despouy es un delito, lisa y llanamente, impidiéndoles a los dos auditores que puedan asumir", aseguró Fernández en declaraciones formuladas en la sede gubernamental. Consideró que "acá no hay conflicto de poderes alrededor de estos nombramientos", y aclaró que "la AGN no tiene facultades, ni siquiera para tomarles juramento".
El jefe de Gabinete, destacó que ambos funcionarios cuestionados por la oposición "no se los designa por un acto administrativo, sino por decisión de una Cámara de Diputados". El ministro coordinador, explicó además que Despouy actuó de esa manera "por un mandato del senador (Ernesto) Sanz, que es el que le está dando la orden para que no ejecuten esta situación".
Acciones penales
El presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, le envió ayer una nota al Auditor General de la Nación (AGN), Leandro Despouy, para que en un plazo de 24 horas "disponga la efectividad de los nombramientos", y advirtió que se iniciarán acciones penales y patrimoniales si no se pone en funciones a Julián Álvarez y Juan Ignacio Forlón.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...