Una joven mujer, madre de tres hijas, dijo que se encadenará junto a su familia para evitar ser desalojada de una vivienda que ocupa desde hace más de un año y medio en el barrio Alto Comedero. Se trata de Jorgelina Argüello, quien junto a sus hijas de 9 y 7 años, una beba de nueve meses y a su marido, habitan un inmueble de las 240 viviendas, ubicado detrás de un complejo de boliches bailables.
"Ocupamos una vivienda de forma ilegal desde hace un tiempo con ayuda de los vecinos, pagamos todos los impuestos de la casa y elevamos innumerables notas a todos los funcionarios y al Instituto de Vivienda que contemplen esta situación que nos toca vivir, pero hasta el día de hoy no obtuvimos respuesta favorable. Al contrario, la semana pasada vino un señor que dijo ser oficial de justicia y nos dijo que nos daba plazo hasta el viernes (por hoy), para desocupar la vivienda", dijo Argüello.
"Los verdaderos adjudicatarios son un matrimonio que vive detrás del sanatorio Quintar, es obvio que no necesitan la vivienda, nunca la habitaron, lo único que quieren es alquilarla, siendo un inmueble del Estado provincial, de la que ellos no pagaron ni una cuota", continuó.
Jorgelina Argüello le dijo a nuestro matutino que la semana pasada un hombre que dijo ser oficial de justicia fue hasta la vivienda y como no había nadie, le dejó una nota a una vecina, diciendo que se apersonaran en una de las oficinas de Tribunales con carácter de urgente. "Fui con mi marido hasta Tribunales y nos atendió este señor, nos llevó a un lugar alejado y nos dijo que teníamos que irnos del lugar por orden de una jueza. Mi marido le pidió el nombre de la jueza o que le exhibiera la orden de desalojo, a lo que el hombre se negó a hacerlo, dijo que nos daba plazo hasta el viernes (por hoy) y además nos dijo que si nos atrevíamos a llamar la prensa, iba a ser peor".
Es por eso que el esposo de Argüello realizó una exposición policial en la Seccional 62º del barrio Sargento Cabral, "porque el supuesto oficial de justicia nunca exhibió alguna documentación que hiciera referencia a una orden de desalojo firmada por una jueza. Todo fue de palabra, hasta las amenazas de represión que recibimos por parte de este hombre", dijo la joven madre.
"Es por eso que no nos queda otra que encadenarnos en la vivienda para resistir a que las dejen a mis hijas en la calle, estamos desesperados, no sabemos a quién recurrir, porque agotamos todas las instancias enviando notas a todos los funcionarios. Lo único que queremos es vivir en la vivienda que fue adjudicada a un matrimonio que no la necesita", dijo la mujer.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...