EN VIVO

#EnVivo | El Matutino, el magazine de El Tribuno de Jujuy

Malí, en estado de emergencia, buscaba ayer "activamente" a tres presuntos implicados en la sangrienta toma de rehenes en un hotel de la capital, reivindicada por un grupo yihadista argelino en cooperación con Al Qaeda en el Magreb Islámico.
"Buscamos activamente a tres sospechosos que podrían estar implicados en el ataque del viernes al hotel Radisson", dijo una fuente de seguridad local.
En un discurso a la nación el viernes por la noche, el presidente malí Ibrahim Boubacar Keita dio un balance de 21 muertos y siete heridos. "El terrorismo no pasará", aseguró tras el ataque cometido una semana después de los atentados en París que dejaron 130 muertos.
Una fuente militar malí había informado antes de al menos 27 muertos entre los 170 clientes y empleados que se encontraban en el hotel Radisson Blu en el momento del ataque. "Al menos tres terroristas murieron o se hicieron estallar", añadió la misma fuente.
El estado de emergencia estará en vigor 10 días y se ha decretado un duelo nacional de otras tres jornadas a partir de mañana lunes.
Seis rusos, tres chinos, un estadounidense y un funcionario belga figuran entre las víctimas del ataque, al que pusieron fin las fuerzas especiales malíes en cooperación con unidades francesas y estadounidenses.
El ataque fue reivindicado por el grupo yihadista Al Murabitun, precisando que era una operación conjunta con Al Qaeda en el Magreb Islámico (Aqmi).
"Hablaban inglés entre ellos"
El ataque al Radisson Blu, frecuentado por turistas occidentales, comenzó temprano en la mañana del viernes. Los atacantes entraron en el edificio al mismo tiempo que un auto diplomático.
"Hablaban inglés entre ellos", contó el conocido cantante guineano Sékouba Bambino Diabaté, evacuado sano y salvo por las fuerzas de seguridad, al igual que decenas de clientes recluidos en sus habitaciones. "Secuestraron a los que estaban en la recepción o en el restaurante", dijo.
Un turista de Costa de Marfil, Abdoulaye Sangaré, permaneció varias horas confinado en su habitación. "La espera fue larga. Al comienzo escuché broncas, portazos y disparos. Pero, después, en mi planta estaba tranquilo. Se oían ráfagas intermitentes dentro y fuera del hotel. Había momentos de silencio", explicó.
Extranjeros de al menos 15 nacionalidades formaban parte de los clientes del establecimiento, entre ellos 20 indios y 15 franceses que salieron vivos.
Entre marzo y abril de 2012 el norte de Malí cayó en manos de grupos yihadistas vinculados a Al Qaeda en el Magreb Islámico.

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...