En el marco de la conmemoración del Bicentenario de la Independencia que se recordará en 2016, desde la provincia de Jujuy se busca que al menos tres hechos históricos acaecidos en la Puna jujeña y el protagonismo de los originarios en las Guerras de la Independencia, sean destacados y revalorizados. Uno de los hechos, es el Día de los mártires de Yavi que se recuerda el 15 de noviembre y que este año se logró que fuera incorporado al calendario escolar, con lo cual en esa fecha los actos se sucedieron en Yavi y en otros poblados de la región.

Desde Educación Rural e Intercultural Bilingüe, trabajan hace cuatro años con la investigadora en Historia y académica del Instituto Güemesiano de Salta, María Cristina Fernández, quien luego de diez años publicó una versión sintetizada de sus estudios con el nombre de “El clamor de la Puna”.

Con ello se logró visibilizar hechos históricos ignorados en torno a la participación de la población originaria en la gesta independentista y que se recuerden el próximo año cuando se cumpla el Bicentenario de la Independencia en una celebración central.

El libro, reducido a 50 páginas de las 200 iniciales, de narración histórica basada en documentación fue publicado por el Ministerio de Educación. La investigadora seleccionó tres de los innumerables hechos: la jura de la independencia en El Moreno el 30 de agosto de 1816, el combate de Colpayo el 15 de septiembre y el Martirio de Yavi el 15 de noviembre.

“Hay otras batallas, pero yo quise estructurar esto porque me interesa destacar el aporte de los pueblos de la Puna en la lucha por la independencia, entonces por esa razón uní los tres bicentenarios porque además todos tienen que ver con el regimiento peruano que funcionaba en la zona y estaba integrado por nativos de la región”, precisó.

Recordó que este regimiento peruano estaba a las órdenes del coronel mayor Juan José Fernández Campero.

Se trata de sucesos posteriores a la declaración de la independencia por lo que luego continuaron las luchas con sacrificios de gente para sostenerla y gracias a que defendían la región evitaron que los ejércitos invasores pudieran avanzar y llegar a Tucumán.

Fernández enfatizó que el protagonismo fundamental de los pobladores está dado primero en defender la territorialidad de lo que conformaba el Virreynato del Río de la Plata, lo que hoy es la República Argentina. “Es un error pensar que esta gente estaba defendiendo su lugar, porque a partir de junio de 1916 Güemes, que era el comandante de la región de Salta y Jujuy, tenía a su cargo la defensa de todo el territorio, porque el Ejército del Norte al mando de Belgrano tenía a su cargo la defensa de todo el territorio”, expresó.

Sucede que el Ejército de Belgrano permaneció inactivo a partir de 1816 en Tucumán y ante esa situación Güemes se tuvo que hacer cargo de la defensa de todo el territorio, lo cual daría cuenta de la importancia de la gente en ese momento, para impedir el ingreso de los realistas.

Recordar las batallas

La autora explicó que los docentes de las comunidades de las regiones elegidas, desconocen de lo que pasó en su territorio, mientras El Moreno cobra importancia porque allí estaba el cuartel general del regimiento peruano y desde allí se remitían documentos, tanto cartas como oficios.

Uno de los objetivos ahora es que no sólo se dé relevancia a estas batallas el próximo año en que se cumple el bicentenario, sino que las fechas se incorporen al calendario nacional. También se busca que el 15 de noviembre, Día de los mártires de Yavi, sea incorporado a las conmemoraciones oficiales y que los docentes completen su formación sobre esa parte de la historia.

Los mártires de Yavi

El Día de los mártires de Yavi que se desarrolló el 15 de noviembre de 1816 se recuerda porque la población y el cuerpo patriota que estaba actuando en la localidad fue sorprendido por las tropas al mando de Antonio Olañeta y Guillermo de Manquier, y fue significativo porque según los partes realistas hubo multitud de muertos, que se estima serían entre 600 a 800 personas sumando la tropa y la gente del lugar. Se recuerda en principio que aquéllos que se llevaron prisioneros, y la cifra que se repite es que serían 200 naturales, que sumados a otros vallistos de Salta fueron llevados a territorio boliviano que murieron el 6 de enero de 1817. “Fueron ejecutados más de 40 de los prisioneros llevados desde Yavi, entre los que estaban incluidas tres mujeres que fueron degolladas”, recordó asegurando que el derrotero de gente que siguió a proximidades de Oruro, donde en el camino fueron ejecutados los enfermos, los que no podían caminar y otros fueron destinados a trabajar en las minas, pero es indeterminado su número.

“Me aboqué a determinar quiénes eran los ejecutados, pero solamente tengo uno como fijo, un natural de la región, nacido en Puesto del Marqués y ejecutado en Yavi por su condición, según escribieron, de “indígena alzado”, recordó Fernández. Dijo que Cala era una ofensa porque uno de los verdugos de un teniente coronel realista fue ejecutado, con lo cual no podían darle cuartel.

Los sucesos históricos

El primero de los hechos elegidos, ubicados en El Moreno, se da en virtud de la jura de la Independencia en Tucumán en 1816. El Congreso ordena a todas las provincias, que no incluía a la Patagonia sino a parte de la provincia de Buenos Aires, y le tocó a la Comandancia General de la Puna, al mando de Juan José Fernández Campero, tener sede en El Moreno y de allí la importancia de que en este lugar se jurara lealtad a la nueva nación que se constituía. La autora explicó que es destacable también porque ese día se realiza la proclama denominada “La arenguita de Santa Rosa” escrita por Fernández Campero, en el día de la patrona de América que era la única santa nacida en suelo americano, y a través de ella estimula a la tropa para que siga luchando.

Mientras, el combate de Colpayo, del 15 de septiembre de 1816 cuando una partida reducida de personas enfrentó a una que la superaba y esperando, a la luz de la luna la atacaron mientras descansaban, luego de matar a realistas apoderándose de todo lo que tenían, siendo un triunfo importante al detener el avance de los terroristas.

La autora explicó que se desconoce el número de pérdidas de la población local porque entiende que los realistas “inflaban los números”, además de la quema de documentos de cada invasión, y que otros no fueron recuperados como el caso de los llevados durante el Éxodo Jujeño.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Jujuy

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...