Una jueza de la ciudad santafesina de Rosario le dictó la prisión preventiva por sesenta días a dos ciudadanos de origen chino, acusados de amenazar en forma telefónica a un supermercadista de la misma nacionalidad, al que le colocaron una granada frente a su local.
De acuerdo a lo que se informó, a los detenidos se les secuestraron nueve armas de fuego, por lo que también están acusados de "tenencia ilegal de arma", en una causa que tramita la jueza Irma Bilotta.
El caso, que es instruido por la fiscal Juliana González, se inició el 15 del corriente mes, cuando se encontró una granada en la vereda del supermercado propiedad de un matrimonio de origen chino, en San Martín 2034, que estaba a punto de ser inaugurado.
"Vendé el negocio o cerralo", le dijeron al matrimonio en una de las amenazas previas, según indicó en una de sus ediciones el diario La Capital.
Enseguida, los investigadores se enfocaron en los dueños de un supermercado situado en San Martín al 1.500, muy cerca del perteneciente al matrimonio.
Allanamiento
El lugar fue allanado el pasado lunes y se encontraron siete armas de fuego, además de 3.500.000 pesos en efectivo.
También se secuestraron otras 2 armas en el súper de Corrientes 1.847 y se allanó otro comercio en 9 de Julio al 800.
Tras los allanamientos, se demoró a dos ciudadanos de origen chino, de 26 y 44 años, el mayor es retirado de las fuerzas armadas de su país.
Contratiempo
Para lograr que declaren los dos detenidos, que sólo hablan chino mandarín, los investigadores sufrieron algunos inconvenientes, ya que un primer traductor se sintió intimidado y desistió del trámite.
Los dos detenidos se declararon inocentes, pero la fiscal González pidió la prisión preventiva, aunque finalmente la jueza la otorgó con vencimiento en enero próximo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...