Un hombre asesinó a una mujer a golpes y escondió su cuerpo en una heladera de su casa de la ciudad de Córdoba, tras lo cual se dirigió a una comisaría y confesó el crimen, por lo que quedó detenido, informaron fuentes policiales.
Los investigadores identificaron al detenido como Raúl Gómez, de 35 años, quien quedó apresado el domingo último por la tarde en la comisaría 10º de la capital provincial.
Gómez le había manifestado al personal policial que había matado a la mujer y que, luego de cometer el asesinato, había escondido el cuerpo de la misma en la heladera de su casa en la calle Pardo de Figueroa al 850, en el barrio Observatorio.
Rápidamente los efectivos concurrieron al lugar indicado por el supuesto agresor y constataron que el cadáver estaba allí, tal cual lo había expresado el hombre, envuelto con una frazada.
El comisario Fernando Jones, jefe del departamento Homicidios, dijo que, de acuerdo a lo que pudieron reconstruir, Gómez y la mujer "estuvieron juntos la noche del sábado, consumieron alcohol y drogas y ahí el hombre habría iniciado una discusión, le pegó a la víctima, vio que ésta tenía sangre en su rostro, pero ambos se quedaron dormidos", según argumentó el hombre al personal judicial.
"Luego cuando se despertó, se dio cuenta que había fallecido, se arrepintió y se entregó", agregó Jones, quien dijo que el detenido y la mujer "se conocían desde hacía unos 15 años, y aunque no tenían una relación formal, se frecuentaban y tenían relaciones sexuales", continuó.
Por el momento, al no determinarse con exactitud el vínculo entre el hombre y la mujer, los investigadores no caratularon el hecho como un femicidio, pero las investigaciones están iniciadas para determinar las causas del horrendo acto.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...