El abogado y docente que asesinó a puñaladas a su ex mujer delante de su hijo de 9 años en un departamento del barrio porteño de Belgrano, se negó a declarar ante la Justicia porque, según informó su defensor, está "muy shockeado".

Se trata de Claudio Ángel López Rossi (53), quien por consejo de su abogado, Marcelo Clavel, se negó a declarar ante el juez Jorge López, subrogante en el juzgado de Instrucción 34 porteño, por el femicidio de su ex esposa Elke Yvars Beck (50).

El hombre tenía en su poder un cuchillo con manchas de sangre que deberá ser peritado pero se cree que fue el arma homicida.

El crimen fue cometido el martes por la mañana en el departamento "B" del sexto piso de un edificio, donde la mujer de nacionalidad alemana vivía con su hijo, de 9 años, que presenció el ataque.

López Rossi, quien además de ser abogado es profesor de educación cívica e historia en el prestigioso colegio religioso San Juan Evangelista del barrio porteño de La Boca, seguirá detenido por el delito de "homicidio agravado por haber sido cometido contra una mujer y mediare violencia de género" (femicidio), que prevé una pena de prisión perpetua.

El abogado Clavel, quien también venía representando a López Rossi en los conflictos legales que el imputado tenía con la víctima, reveló que la pareja hacía meses que atravesaba un conflictivo divorcio, cuya sentencia salió "hace pocas semanas" pero que también atravesó "una exclusión de hogar que si bien había sido solicitada por la víctima hacía varios meses antes, recién se efectivizó en agosto".

"La denuncias que ella hizo fueron por maltrato y amenazas pero no llegaba a ponerle la mano encima", contó el defensor de López Rossi.

Fuentes judiciales indicaron que como la autoría del hecho ya está probada en manos de López Rossi, quien cometió el asesinato delante de su hijo y fue detenido ensangrentado y con el arma homicida cuando trataba de huir del lugar del hecho, el juez López y el fiscal de instrucción Troncoso quieren determinar cuál es el estado de salud mental del acusado para determinar si es imputable.

El hecho ocurrió alrededor de las 7.30 del martes en el edificio de Amenábar 1870 cuando Beck, quien trabajaba como agregada comercial en la embajada alemana, abrió la puerta de su departamento 6º "B" y fue atacada a puñaladas.

Aunque López Rossi ya no tenía las llaves de la puerta de calle ni las del departamento -cuyas cerraduras habían sido cambiadas-, aún conservaba el control remoto que abre el portón del garaje.

El abogado se colocó unos guantes de jardinero, tomó un cuchillo utilizado para los asados que había llevado consigo y subió hasta el sexto piso antes de que Beck saliera para llevar el chico al colegio, la atacó ante la mirada de su pequeño hijo.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...