Rusia suspenderá su zona de librecambio con Ucrania a partir del 1 de enero, fecha en que entra en vigor la alianza comercial entre Kiev y la Unión Europea (UE), según un decreto firmado ayer por el presidente Vladimir Putin.
La decisión se justifica ante las "circunstancias contra los intereses y la seguridad económica de la Federación de Rusia", indica el decreto.
El documento suspende la aplicación a Ucrania del tratado firmado el 18 de octubre de 2011 en San Petersburgo que creaba un régimen comercial particular entre los miembros de la Comunidad de Estados Independientes (ex Urss salvo los países Bálticos y Georgia). Las mercancías procedentes del territorio ucraniano estarán ahora sujetas a derechos de aduana en la frontera.
Rusia insiste en que el acuerdo de librecambio entre Kiev y Bruselas corre el riesgo de inundar su mercado de productos europeos si no toma medidas de protección comercial. Moscú amenazó, además, con extender a Ucrania el embargo ya aplicado a los países occidentales que la sancionan por su presunta implicación en la crisis ucraniana.
El Kremlin había avisado que tomaría esta medida si no se ponía de acuerdo con Bruselas y Kiev sobre la aplicación del acuerdo entre Ucrania y la Unión Europea.
El lunes habrá un nuevo encuentro ministerial sobre esta cuestión en Bruselas, pero las distintas partes consideran improbable alcanzar un acuerdo de aquí a fin de año.
"Estamos dispuestos a trabajar hasta el final, incluso después del 1 de enero, pero necesitaríamos gestos en nuestra dirección", declaró el viceministro Alexei Lijachev.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...