El PRO y la Unión Cívica Radical (UCR) empezaron a pulsear en las últimas horas por el nombre del presidente provisional del Senado, cargo para el que el macrismo impulsa a Federico Pinedo a pesar de la resistencia de la UCR, que quiere a Juan Carlos Marino en ese puesto.
Diversas fuentes parlamentarias y del radicalismo confirmaron que la decisión de Mauricio Macri, y de su vice, Gabriela Michetti, de ubicar a Pinedo en el segundo lugar de la línea de sucesión estaría tomada y se anunciaría públicamente en el transcurso de esta semana. Sin embargo, fuentes de la primera línea del bloque de senadores de la UCR señalaron que están abroquelados detrás de la figura de Juan Carlos Marino y que no tienen intenciones de bajarlo para darle el lugar a Pinedo.
Michetti ya le habría comunicado a algunos senadores del Frente para la Victoria, entre ellos su presidente, Miguel Ángel Pichetto, la decisión de impulsar a Pinedo, quien jurará en su banca el próximo jueves para completar el mandato de Diego Santilli, que asumirá como vicejefe de Gobierno porteño.
La bancada del Frente para la Victoria no opondrá resistencia a ningún nombre que proponga la coalición Cambiemos, que integran el PRO y la UCR, para la presidencia provisional porque entiende que el cargo le corresponde al partido gobernante, sin excepción.
Por lo tanto, el obstáculo no está en el peronismo, ahora oposición, sino en el radicalismo.
Algunos dirigentes de la UCR afirmaron que la decisión de correr a Marino fue impulsada directamente por Macri y generó fuerte malestar en el radicalismo, que daba por sentada la designación de Marino.
Tan avanzado parecía el nombramiento del senador pampeano, que incluso mantuvo una reunión con Gerardo Zamora, actual presidente provisional del Senado, en una suerte de inicio de la transición.

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...