¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

19°
19 de Abril,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Dos personas murieron en un enfrentamiento

Jueves, 12 de febrero de 2015 00:00
Detención / Gendarmería redujo a sujetos que ocasionaron disturbios. 
Dos personas fueron asesinadas a balazos y otras dos resultaron heridas durante un enfrentamiento entre bandas antagónicas ocurrido en el interior de la villa 1-11-14, del barrio porteño de Bajo Flores, en medio del cual quedó personal médico del Same que había ido a asistir a un paciente y que debió retirarse luego de que la ambulancia recibiera también un impacto de bala.
Tras ese episodio, se sucedieron otros enfrentamientos que continuaron en el acceso al hospital Piñero, donde acudieron familiares y allegados a los muertos y heridos, algunos de ellos armados, e intentaron ingresar al "sala de reanimación" y acusaron al personal de Gendarmería Nacional apostado en el asentamiento de participar del tiroteo.
El episodio se inició cuando un médico y un chofer llegaron en una ambulancia del Same a la villa 1-11-14, con un efectivo de la Policía Metropolitana de consigna, para asistir a una mujer.
Antes de ingresar, el personal médico solicitó la custodia a Gendarmería que están en los accesos.
El médico ingresó a la vivienda de la paciente, mientras que el chofer y los efectivos permanecieron en la calle, circunstancias en las que oyeron disparos provenientes de un edificio situado a unos 30 metros.
Por tal motivo, se le avisó al médico que la ambulancia debía retirarse del lugar, aunque no logró hacerlo sin consecuencias, ya que a raíz del enfrentamiento recibió un balazo en uno de los laterales.
Durante el tiroteo -que según Gendarmería y Policía Federal, se produjo entre bandas y sin intervención de personal de seguridad- el chofer de la ambulancia debió conducir casi escondido debajo del tablero para salir de la villa.
En el interior de la villa continuaron los tiros y producto de ese enfrentamiento, en el que los gendarmes aseguran haber realizado disparos disuasivos y con postas de goma, tres personas resultaron heridas y fueron trasladadas al hospital Piñero.
Dos de los baleados, una mujer de 28 años y un joven de 18, llegaron muertos a la guardia, mientras que el tercero arribó herido y aún permanece internado en observación.
En tanto, un par de horas después, un cuarto baleado también proveniente de ese asentamiento fue llevado al mismo hospital en una patrulla de Gendarmería herido en el torso.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla
Dos personas fueron asesinadas a balazos y otras dos resultaron heridas durante un enfrentamiento entre bandas antagónicas ocurrido en el interior de la villa 1-11-14, del barrio porteño de Bajo Flores, en medio del cual quedó personal médico del Same que había ido a asistir a un paciente y que debió retirarse luego de que la ambulancia recibiera también un impacto de bala.
Tras ese episodio, se sucedieron otros enfrentamientos que continuaron en el acceso al hospital Piñero, donde acudieron familiares y allegados a los muertos y heridos, algunos de ellos armados, e intentaron ingresar al "sala de reanimación" y acusaron al personal de Gendarmería Nacional apostado en el asentamiento de participar del tiroteo.
El episodio se inició cuando un médico y un chofer llegaron en una ambulancia del Same a la villa 1-11-14, con un efectivo de la Policía Metropolitana de consigna, para asistir a una mujer.
Antes de ingresar, el personal médico solicitó la custodia a Gendarmería que están en los accesos.
El médico ingresó a la vivienda de la paciente, mientras que el chofer y los efectivos permanecieron en la calle, circunstancias en las que oyeron disparos provenientes de un edificio situado a unos 30 metros.
Por tal motivo, se le avisó al médico que la ambulancia debía retirarse del lugar, aunque no logró hacerlo sin consecuencias, ya que a raíz del enfrentamiento recibió un balazo en uno de los laterales.
Durante el tiroteo -que según Gendarmería y Policía Federal, se produjo entre bandas y sin intervención de personal de seguridad- el chofer de la ambulancia debió conducir casi escondido debajo del tablero para salir de la villa.
En el interior de la villa continuaron los tiros y producto de ese enfrentamiento, en el que los gendarmes aseguran haber realizado disparos disuasivos y con postas de goma, tres personas resultaron heridas y fueron trasladadas al hospital Piñero.
Dos de los baleados, una mujer de 28 años y un joven de 18, llegaron muertos a la guardia, mientras que el tercero arribó herido y aún permanece internado en observación.
En tanto, un par de horas después, un cuarto baleado también proveniente de ese asentamiento fue llevado al mismo hospital en una patrulla de Gendarmería herido en el torso.

Temas de la nota