El director de la película argentina candidata a un Oscar, Damián Szifrón, dio una conferencia de prensa en el hotel Mondrian de Los Angeles ante más de 30 medios de habla hispana que se reunieron para entrevistar al realizador de "Relatos Salvajes". El filme hoy competirá por el Oscar a la mejor película extranjera.

Poco menos de una hora antes de esta declaración, cuando todavía la sala de conferencia estaba vacía, en la glamorosa intersección de Sunset Boulevard y Kings Road, se lo podía ver a Szifrón hablando en la vereda ante las cámaras de Canal + de España.

Es que, además de transitar los días previos a la entrega de premios de la Academia, de haber sido la película que los hermanos Almodóvar quisieron coproducir, de la ovación que recibió al ser presentada en sociedad en el último Festival de Cannes, ayer, "Relatos Salvajes" desembarcó en las salas de cine de Estados Unidos.

En ese contexto, Szifrón; su mujer y actriz de la película María Marull; el productor Matías Mosteirin y sus pares ibéricos Agustín Almodóvar y Esther García, ofrecieron una rueda de prensa a periodistas de España, Colombia, México, Venezuela, Argentina, Panamá y otros países de habla hispana.

Ante una sala repleta y en el marco de un diálogo absolutamente distendido -se repartieron pequeñas botellitas de champagne a los periodistas-, Szifrón anunció que luego del domingo comenzará su "duelo" personal con la película.

"Para mí, con la entrega de los Oscar se cierra un ciclo: se termina mi relación tan íntima con "Relatos Salvajes", de tantos meses de acompañarla, de convivir con el filme, de cuidarlo todo el tiempo", anunció visiblemente aliviado.

Y la despedida será a lo grande ya que, lejos de la disposición de la Academia de tres entradas por ternado, el equipo de "Relatosà" logró conseguir tickets para todos los responsables presentes.

Desde Argentina -explicó Szifrón- Ricardo Darín ofrecerá en simultáneo un asado en su casa de Mar del Plata, donde hace temporada junto a Érica Rivas con "Escenas de la vida conyugal", y Rita Cortese hará lo propio en la ciudad de Buenos Aires.

Sin embargo, para la prensa extranjera, a pesar de la visibilidad que le dio su estreno en el Festival de Cannes, la vida útil de "Relatosà" recién comienza, catapultada por el anuncio de la nominación a los premios de la Academia, vidriera de proyección internacional indiscutida.

Coproducida por El deseo, de los hermanos Agustín y Pedro Almodóvar, esta película de seis historias viscerales tiene un atractivo innegable para los españoles que, según admitieron en la rueda de prensa, sienten a la película como propia.

"¿Qué los hizo confiar en un proyecto tan extraño?", fue la pregunta que le hicieron a Agustín Almodóvar y su respuesta fue categórica: "Era una película de un riesgo creativo enorme, no se parece a nada".

"Tenía un guión fabuloso y lo paradójico es que el entusiasmo que nos producía leer el guión, a los distribuidores les producía desconcierto: "¿Nos gustará sólo a nosotros?", llegamos a preguntarnos".

Y, desde una perspectiva inversa, indagaron sobre el aporte de los hermanos españoles: "Inteligencia, experiencia, distribución. Además, Agustín fue el primero en definir la película -"una montaña rusa de emociones", dijo- y fue recién ahí que entendí lo que había hecho", señaló Szifrón.

"No me mudaría a Estados Unidos pero seguramente, la próxima película que haga será en inglés", concluyó Szifrón.


¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...