La negativa de Ucrania a proporcionar gas a las regiones separatistas del este del país se asemeja a un "genocidio", afirmó ayer el presidente ruso, Vladimir Putin.
"No sólo hay una hambruna allí, no sólo comprobó la Osce (Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa) que hay una catástrofe humanitaria, sino que, además, se les corta el gas. Eso ya se asemeja a un genocidio", declaró Putin, durante una conferencia de prensa con su par chipriota, Nicos Anastasiades.
"Parece que algunos responsables de la actual Ucrania ignoran lo que son las cuestiones humanitarias y el humanismo", dijo Putin, recordando que casi cuatro millones de personas viven en las regiones separatistas de Donetsk y Lugansk, en el este de Ucrania.
Las tensiones entre Rusia y Ucrania se avivaron desde que el gigante gasístico ruso Gazprom comenzó la semana pasada a abastecer las zonas bajo control rebelde, después de que Kiev dejara de hacerlo.
Moscú considera que esas entregas de gas entran en el contrato que cerraron en octubre Gazprom y el grupo ucraniano Naftogaz, y que, por tanto, Ucrania debe pagarlas.
La compañía ucraniana no quiere hacerlo, alegando que no tiene forma de controlar los volúmenes entregados ni su uso.
:El gobierno ucraniano también se niega a realizar un nuevo pago para comprar gas, y podría dejar de recibir suministro en los "tres o cuatro" próximos días, según Putin.
El presidente ruso recordó, además, que los acuerdos de paz firmados el pasado 12 de febrero en Minsk, Bielorrusia, obligan a las autoridades ucranianas a garantizar el suministro de energía a los territorios controlados por los separatistas.
En este contexto, la Comisión Europea (CE) reiteró ayer su preocupación por esta disputa y exigió a Rusia y Ucrania que cumplan con el llamado "paquete de invierno", el acuerdo alcanzado en octubre pasado que permitió restablecer el tránsito de gas ruso a Ucrania hasta finales de marzo. "Tenemos informaciones contradictorias de las dos partes sobre el suministro de gas a las regiones de Donetsk y Lugansk. Mi propuesta es contabilizar por separado" esos suministros, sugirió ayer el comisario europeo de Energía, el eslovaco Maros Sefcovic.
El comisario anunció que la CE trabaja en la organización de una reunión con participación de los ministros de Energía ruso y ucraniano.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...