35.000 kilómetros. Es lo que le queda por delante al avión Solar Impulse, que ha despegado esta mañana de Abu Dabi para dar la vuelta al mundo en un avión sin combustible, solo a base de energía solar. El avión se dirige ahora rumbo a Omán, en un vuelo de 400 kilómetros que durará 12 horas.

Con una envergadura de alas de 72 metros, el Solar Impulse es más ancho que un Boeing 747. Sin embargo, su cabina solo deja espacio para una persona. Las alas están completamente cubiertas de paneles solares, en total 17.248 pequeños paneles, cada uno tan fino como un cabello humano. Los pilotos suizos Andre Borschberg y Bertrand Piccard serán los que se alternen para pilotar el aparato y regresar de nuevo a Abu Dabi el próximo agosto tras dar la vuelta al mundo.
El Solar Impulse es uno de los aviones más ligeros que se ha fabricado nunca, pesa solo 2.200 kilos. Por comparar, un 747 pesa casi 400.000 kilos. Por supuesto, aviones como el 747 pueden transportar toneladas de peso, pero el objetivo del Solas Impulse 2 es precisamente ser uno de los aparatos más ligeros y eficientes jamás construidos. Puedes leer más detalles aquí sobre la misión, y seguir la retransmisión en directo aquí.
Fuente: Gizmodo

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Tecnología

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...