En un documento enviado a nuestro medio el padre Gustavo Barrientos, antes de su viaje hacia Italia, expresa: "A mis queridos hermanos en la fe: Soy el Padre Gustavo y doy muchísimas gracias a Dios por haber experimentado el amor de mis comprovincianos y el acompañamiento en el caminar de esta misión tan llena de desafíos, de vaivenes y con el sello que el Espíritu Santo ha impreso en nosotros para que la Palabra de Dios se haga carne en cada hogar que visitamos. El Amor plasmado en el Cuerpo y Sangre de Cristo que nos contagiaba de su entusiasmo para cumplir con el mandato de manera imperiosa "Vayan por todo el mundo y anuncien a todos la Buena Noticia. El que crea y sea bautizado, obtendrá la Salvación; pero el que no crea, será condenado. Y estas señales acompañaran a los que creen: en mi nombre expulsará demonios, hablarán nuevas lenguas, tomarán con las manos serpientes; y si beben algo venenoso, no les hará ningún daño; además pondrán las manos sobre los enfermos y estos sanarán" (Mc 16, 16-18).La experiencia de estar en sintonía con los llamados que nuestra Madre, la Virgen, hace en sus distintas apariciones, su estar presente viva y actuante en el seno de la misión, su infinita ternura y amor por cada hijo que se convierte en discípulo, en su Pequeño como denominaba a San Juan Diego. Doy gracias a la poderosa intercesión de nuestro Patrono San Pío de Pietrelcina y sus enseñanzas que fueron siempre nuestra veta inspiradora. Gracias a quienes conforman los grupos de oración en Argentina, Colombia, México e Italia que han dicho un sí lleno de perseverancia y entrega para que esta obra creciera. Gracias a este medio, " El Tribuno de Jujuy" que siempre se mostró diligente y abierto a nuestras inquietudes. Bendiciones a su tarea de informar sin censurar".

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Jujuy

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...