¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

23°
22 de Abril,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Un muerto y dos casos positivos de hantavirus

Miércoles, 04 de marzo de 2015 00:00
<p>CONFERENCIA/ CARLOS RIPOLL, DIRECTOR PROVINCIAL DE PROGRAMAS SANITARIOS, JUNTO A FUNCIONARIOS DEL MINISTERIO DE SALUD</p>&nbsp;

Un hombre mayor de edad, cuya residencia aun no había sido localizada, falleció por hantavirus. Así lo confirmaron autoridades del Ministerio de Salud de la Provincia. La persona padecía de “Chagas” y se sospecha que el lugar probable de infección fue la zona suroeste de la ciudad. Teniendo en cuenta que se registra mayor número de afectados por esta enfermedad, que es transmitida por los roedores a finales del verano y principios de otoño, los funcionarios llamaron a extremar las medidas de prevención.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Un hombre mayor de edad, cuya residencia aun no había sido localizada, falleció por hantavirus. Así lo confirmaron autoridades del Ministerio de Salud de la Provincia. La persona padecía de “Chagas” y se sospecha que el lugar probable de infección fue la zona suroeste de la ciudad. Teniendo en cuenta que se registra mayor número de afectados por esta enfermedad, que es transmitida por los roedores a finales del verano y principios de otoño, los funcionarios llamaron a extremar las medidas de prevención.

Un hombre de 60 años falleció el pasado 4 de febrero, luego de acercarse un día antes a un hospital de la ciudad con insuficiencia respiratoria, tos, fiebre y dolor de estómago. El sexagenario fue internado inmediatamente y permaneció en terapia intensiva hasta el siguiente día, jornada en la que se produjo el deceso. Luego de una semana se confirmó el diagnóstico de hanta, después de que se realizaron los estudios pertinentes en la provincia y en Nación, según lo confirmaron los funcionarios del Ministerio de Salud ayer en conferencia de prensa.

A manera de seguir el protocolo de vigilancia que rodea a este tipo de casos, el personal sanitario intentó averiguar la residencia de este hombre, pero sólo se confirmó que era un hombre que realizaba “changas” como desmalezamientos y trabajos de albañil. Se cree que la infección tuvo lugar en la zona suroeste de la ciudad a raíz de un desmonte que produjo la movilización de roedores en las zonas en donde realizó alguna de sus labores. Según un compañero de trabajo temporario de la víctima, el afectado convivía con cerdos y ratas, y residía en una vivienda precaria sin compañía, por lo que se continúa indagando dónde residía el afectado. Las autoridades lograron tomar contacto con hermanos de la víctima, pero manifestaron que no mantenían una relación con él desde hace más de diez años. Más adelante se dirigieron a otro posible sector, pero tampoco tuvieron resultados positivos.

El director provincial de Programas Sanitarios del Ministerio de Salud, Carlos Ripoll, manifestó que se continúa investigando el lugar probable de la infección y el período de exposición de la enfermedad. Afirmó que en los sitios en los que se confirmó su presencia ya se realizaron las tareas de prevención pertinentes. El funcionario además confirmó que en lo que va del año se registraron dos casos de hantavirus, uno de un residente de San Pedro y otro del departamento Santa Bárbara, pero ambos se encuentran de alta.

Del mismo modo, Ripoll informó a los medios que alrededor del 70% de los casos se concentra a fines del verano y llegada del otoño, por lo que indicó que se deben reforzar las medidas de prevención. En este sentido recordó que los roedores silvestres son imposibles de controlar, por lo que evitar la propagación de la enfermedad depende de las personas, que deben tender a evitar el contacto con este tipo de animales, y deben estar comprometidas a mantener el orden y la limpieza en la viviendas, no dejando restos de alimentos en el piso y evitando toda conducta que atraiga a los roedores.

Otro factor que mencionó Ripoll fue sobre las modificaciones ambientales, como desmontes o deslaves por las lluvias, también pueden influir en la aparición de roedores, por lo que puso en alerta a las personas que residen en cercanías de este tipo de sitios.

También participó de la conferencia la directora de Epidemiología de la provincia, Patricia Steren, quien estuvo acompañada por el jefe de Vigilancia Epidemiológica, Ariel Solís. La médica recordó que la enfermedad se contagia a través de la orina y las heces de las ratas, y en pocos casos de persona a persona. Según Steren la persona que sospeche haber tenido contacto con ratas y presente síntomas como fiebre, dolor de garganta, dolor muscular y de estomago debe acercarse de manera inmediata al centro de salud más cercano y comunicar a los profesionales que crea haber permanecido próxima a los roedores.

La profesional recordó que el deceso del hombre se produjo tan sólo un día después que la persona se acercó al hospital, por lo que indicó que es fundamental la consulta del médico apenas comiencen los síntomas y así evitar mayores inconvenientes que pueden llegar a la muerte. El hanta es una enfermedad “polar”, se caracteriza por la restitución total del afectado o bien puede causar su fallecimiento. Si se supera la fase cardio pulmonar no se sufre más adelante secuelas; pero si no se supera esa fase se produce el deceso.