El médico infectólogo de la Sala 7 del hospital "San Roque" explicó los alcances de la droga "Truvada" anunciada a nivel internacional como supuesta alternativa al condón, aclarando que se trata de algo destinado al tratamiento de VIH, y no previene otras infecciones.


Salió un medicamento llamado "Truvada" presentado como preventivo para evitar el contagio de VIH, ¿en qué consiste?

-En realidad Truvada es una medicación que tiene la combinación de dos drogas, tenofovir y emtricitabina, básicamente fue diseñada contra el tratamiento antirretroviral o sea como parte del cóctel de medicamentos para pacientes positivos para virus VIH. Este medicamento tiene casi diez años de antigüedad y fue planteado como un elemento de prevención. Así como se suele tomar la pastilla del antes y día después para evitar embarazo se recomendó en algunos países su ingestión para prevención de VIH, antes y después en forma similar a los anticonceptivos. Hay que aclarar que "truvada" no es un anticonceptivo, es un antirretroviral, un medicamento para el tratamiento del virus VIH que hace un tiempo fue incluido en un grupo de medicamentos que podrían ser utilizados en este tipo de prevención. Hay que recalcar que esto no previene de otras enfermedades de transmisión sexual. Entonces cuando se habla de no usar preservativos y utilizar este comprimido nos pone en una situación difícil porque hay infecciones como hepatitis B, sífilis, granuloma venéreo, o gonorrea. Antes de tomar una decisión hay que estar informado, no se puede decir en forma liviana me tomo este medicamento y dejo de usar el preservativo. Es verdad que previene el VIH, y a título personal me parece que, si bien es un adyuvante pero no es la panacea, no previene otras infecciones.

¿Está disponible este medicamento en el país?

-En realidad pocos países cuentan con esta autorización, porque para este tipo de uso tiene que tener ciertas connotaciones, ser autorizadas para el programa. Solamente vamos a tener autorización para administrar esta combinación de drogas en pacientes positivos. Por supuesto que un médico podría llegar a recetar esta medicación pero ronda entre los 6 mil y 8 mil pesos. Entonces no es fácil acceder, van a preferir usar preservativo.

Es bueno entonces recalcar la importancia del preservativo para evitar infecciones, en virtud de la realidad del HIV en Jujuy...

-En ese sentido como médicos infectólogos jamás vamos a dejar de recomendar el uso del preservativo. Entonces las notas que hablan de que puede desbancar al preservativo hay que tomarla con pinzas, porque están los riesgos. Como infectólogos recomendamos el uso del preservativo en todo contacto, fundamentalmente si va a ser contacto de riesgo, que no podemos saber, y por eso la recomendación es usarlo porque minimiza los riesgos no solamente de infección por VIH sino por otros gérmenes. No deben olvidar que una infección como gonorrea y sífilis aumenta siete veces el riesgo de contraer VIH.

En otras notas se informaba que gran porcentaje de las mujeres con VIH la habían contraído de sus parejas estables, ¿cómo sueles ser?

-Exactamente y nos pasa a diario en los consultorio, a veces ambos integrantes de la pareja son positivos o es un cero discordante, uno positivo y otro negativo. La situación es particular de cada pareja, y se suscitan situaciones complejas porque se tiene que hacer un análisis porque pudo haber sido extra-marital. En nuestra experiencia muchas parejas continúan juntas aún infectadas por una serie de situaciones de índole mucho más personal.

¿Puede pasar que las personas tengan el virus y no se manifieste, cambiar pareja y seguir contagiando?

-Por supuesto, desde el momento de la infección pueden pasar hasta cinco años hasta que se manifieste la infección. Se manifiesta en descenso de peso importante, aparición de diarrea que no se mejoran, cuadros febriles sin explicación, en las mujeres, flujo patológico que no se cura. Pero durante esos cinco años si la persona mantuvo contacto sexual sin protección, con distintas personas, puede haberlos infectados sin saber que era positivo. Entonces la proyección matemática que por cada infectado puede haber de 10 a 30 personas con HIV y no saberlo, es real. Con mayor razón el uso del preservativo es tajante. Se diagnostican en el servicio de Infectología del San Roque, anualmente entre 100 y 120 pacientes nuevos por año, a nivel privado hubo un repunte el año pasado que ahora disminuyeron. Entre mujeres y hombres el porcentaje es 50 %. Los test para determinar si es portador de VIH se hacen martes, miércoles y jueves a las 15.30, y sacar turno en el mismo servicio de Infectología.

-

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Jujuy

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...