En una reñida elección, el candidato a gobernador del PRO, Miguel Del Sel, se consagró como el postulante más votado, mientras que el socialista Miguel Lifschitz se impuso en la interna del oficialista Frente Progresista Cívico y Social (FPCyS).
Con el 100 por ciento de las mesas escrutadas, el PRO obtuvo el 32,2 por ciento de los votos, en tanto que el Frente Progresista logró el 31,8 y el kirchnerista Omar Perotti el 21,8 por ciento.
Al respecto, Lifschitz consideró que "el 32% de Miguel Del Sel puede ser voto bronca o anti-política" y evaluó que "hay una amplio sector polarizado que va a tomar partido por nuestra posición".
"Tenemos una buena base para las elecciones definitivas", señaló el postulante socialista, quien dijo que va a hacer énfasis en la "experiencia" de gestión de su fuerza política.
Alfredo Cornejo, se impuso en las elecciones primarias locales y se perfiló con buenas expectativas para quedarse con el Ejecutivo provincial en las generales del próximo 21 de junio, cuando podría desbancar al kirchnerismo gobernante.
El radical salió a adjudicarse la victoria pasadas las 22.00, acompañado por su compañera de fórmula, la senadora nacional Laura Montero, y toda la cúpula de la UCR, además de varios precandidatos a gobernador del partido en otros distritos.
"Por lo menos, hay una diferencia de 7 puntos con respecto a todo el Frente para la Victoria", subrayó el radical, al referirse a la suma de los tres postulantes del oficialismo.
En tanto, señaló que le sacó "más de 20 puntos" a Bermejo, el candidato que ganó la interna del Frente para la Victoria y en junio próximo representará al kirchnerismo en la pelea por la sucesión de Pérez.
"Estamos prestos a ayudarle al gobernador Pérez a terminar su mandato, pero necesitamos su reconocimiento de la crisis de Mendoza. Un reconocimiento no lo hace menos gobernador, lo hace una persona de bien, una persona realista. Por eso, esperamos un reconocimiento para ponernos a trabajar con nuestros equipos", enfatizó Cornejo.
El oriundo de Godoy Cruz señaló: "Queremos incrementar este caudal para las elecciones del 21 de junio y estamos prestos a tender una mano para que Mendoza viva todo este tiempo con la mayor tranquilidad política".
Las elecciones en la provincia se desarrollaron con tranquilidad, pero en medio de un clima de confusión, ya que a la gran cantidad de boletas y colectoras dentro del cuarto oscuro se le sumó una situación que complicó más el acto eleccionario: el faltazo generalizado de las autoridades de mesa.


Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Política

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...