Las cooperativas de trabajadores de la microrregión de San Pedro y La Esperanza finalizaron recientemente la siembra de 21 hectáreas de maíz y se aprestan a continuar con la producción de otros cultivos hortícolas en los predios del Ingenio La Esperanza. Es en el marco del programa de fortalecimiento productivo que viene llevando adelante la Unidad para el Cambio Rural del Ministerio de Agricultura de la Nación y el Gobierno de la Provincia.
Desde el Área Técnica del proyecto señalaron que "a pesar del clima adverso se lograron sembrar 21 hectáreas de maíz de dos variedades diferentes en los predios del Ingenio La Esperanza que fueron preparados para llevar adelante los cultivos hortícolas". Agregaron que "los cooperativistas tras la capacitación recibida durante el año pasado por el Inta y Fecofe sembraron 12 hectáreas de una variedad de maíz y nueve hectáreas de otra que se consideraron convenientes de acuerdo a la región y al tiempo de siembra".
Sobre el estado de las plantaciones, explicaron "las hectáreas sembradas ya tienen aproximadamente 20 días de implantación y hasta el momento presentan un buen desarrollo de acuerdo a lo estimado". El proyecto también incluye un galpón equipado para el acopio, el acondicionamiento y la comercialización de productos.
El proyecto también incluye un galpón equipado para el acopio, el acondicionamiento y la comercialización de productos.
También hicieron notar que "las malas condiciones climáticas ocurridas en los últimos meses en la región retrasaron todos los trabajos a tal punto de tener que posponer la siembra de una tercera variedad para después que pase el tiempo de las heladas como así también el de otros cultivos".
Respecto a los otros cultivos previstos en el marco del proyecto, indicaron "tenemos previsto plantar unas 8 hectáreas de frutilla de tres variedades para lo cual se está trabajando en los terrenos destinados para este cultivo con el objetivo de comenzar alrededor del 20 de este mes con dos hectáreas con una variedad primicia". En este sentido explicaron que el preparado de los suelos implica "un rastreado de las tierras y luego un alomado donde se coloca el mulching de plástico y así queda listo para realizar el implante de los plantines de frutilla".
Cabe destacar que el objetivo del proyecto es desarrollar un polo hortícola en la microrregión impulsando a los beneficiarios a la explotación de 190 hectáreas bajo un sistema de producción diversificada. La actividad generará 60 puestos de trabajo directos y 60 transitorios.
Las acciones contemplan: la organización, ya efectuada, de los beneficiarios en 5 cooperativas para la administración y explotación de las 190 hectáreas dispuestas en el Ingenio La Esperanza. La dotación de equipamiento de riego presurizado para la superficie destinada a la explotación hortícola.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...