¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

19°
25 de Febrero,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Llueve sobre mojado

Lunes, 11 de mayo de 2015 00:00
"Llueve sobre mojado", o mejor dicho, "se incendia sobre quemado". Es que un segundo incendio en el taller textil clandestino ubicado en el barrio de Flores, donde el 27 de abril murieron dos chicos de 7 y 10 años generó aún más dudas sobre una mafia que estaría actuando para borrar evidencias sobre su actividad.
Según los denunciantes, la ONG La Alameda, este segundo incendio fue intencional y fue llevado a cabo por la mafia de los talleristas con el objeto de borrar evidencias de que allí funcionaba de manera ilegal el taller. Fuentes policiales confirmaron que el nuevo incendio habría comenzado al mediodía en la propiedad lindera desde donde se había expandido hacia la vieja casona de Páez 1796. Las dudas sobre la intencionalidad de este segundo siniestro se basan en que nadie podía explicar cómo se habían originado las llamas en un inmueble que permanece con custodia de la comisaría 50a. de la Policía Federal desde el lunes pasado y con los servicios públicos, incluida la electricidad, cortados. "Fue la mafia de los talleristas para ocultar pruebas. Ya sacaron máquinas de coser e insumos de otros talleres. Encima el fiscal Cubría puso a custodiar a la misma comisaría que nunca hizo nada contra la actividad. Hay un Estado cómplice", protestó Schaerer, de La Alameda.
El taller estaba denunciado desde setiembre del 2014 por la ONG ante el gobiernoporteño. Voceros de la Subsecretaría respondieron ayer que, desde el incendio del lunes pasado, realizaron 110 inspecciones en la zona. Las paredes atestiguan que allí ocurrió una tragedia. "Esta ropa huele a muerte" se lee con letra irregular.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla
"Llueve sobre mojado", o mejor dicho, "se incendia sobre quemado". Es que un segundo incendio en el taller textil clandestino ubicado en el barrio de Flores, donde el 27 de abril murieron dos chicos de 7 y 10 años generó aún más dudas sobre una mafia que estaría actuando para borrar evidencias sobre su actividad.
Según los denunciantes, la ONG La Alameda, este segundo incendio fue intencional y fue llevado a cabo por la mafia de los talleristas con el objeto de borrar evidencias de que allí funcionaba de manera ilegal el taller. Fuentes policiales confirmaron que el nuevo incendio habría comenzado al mediodía en la propiedad lindera desde donde se había expandido hacia la vieja casona de Páez 1796. Las dudas sobre la intencionalidad de este segundo siniestro se basan en que nadie podía explicar cómo se habían originado las llamas en un inmueble que permanece con custodia de la comisaría 50a. de la Policía Federal desde el lunes pasado y con los servicios públicos, incluida la electricidad, cortados. "Fue la mafia de los talleristas para ocultar pruebas. Ya sacaron máquinas de coser e insumos de otros talleres. Encima el fiscal Cubría puso a custodiar a la misma comisaría que nunca hizo nada contra la actividad. Hay un Estado cómplice", protestó Schaerer, de La Alameda.
El taller estaba denunciado desde setiembre del 2014 por la ONG ante el gobiernoporteño. Voceros de la Subsecretaría respondieron ayer que, desde el incendio del lunes pasado, realizaron 110 inspecciones en la zona. Las paredes atestiguan que allí ocurrió una tragedia. "Esta ropa huele a muerte" se lee con letra irregular.

Temas de la nota