El gremio del sector de los aceiteros lleva ya 20 días de protesta, con casi un centenar de buques y 40 plantas parados, la mayoría en el Gran Rosario, mientras que en la víspera acordó un aumento de 36% con los empresarios pero el Ministerio de Trabajo no avaló la decisión.
Finalmente, las negociaciones entre empresarios y trabajadores de la industria aceitera pasaron este viernes a un cuarto intermedio para la semana próxima ya que el martes a las 12.00 habrá una nueva reunión para destrabar el paro que ya comenzó a sentirse en las tareas industriales de procesamiento de oleaginosas.
La Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso ratificó el paro general y el bloqueo de los puertos de Bahía Blanca (Buenos Aires) y San Lorenzo (Santa Fe) además de piquetes en diversos sitios.
En la víspera, en las negociaciones entre los representantes sindicales y empresarios aceiteros estuvo presente el ministro de Trabajo, Carlos Tomada.
El gremio argumenta que "el Convenio Colectivo de Trabajo 420/05 se encuentra vencido desde el 31 de marzo", y solicitan una actualización salarial para la categoría inferior del 42,2%, al pasar de los 10.500 a 14.931 pesos.
Pero el reclamo salarial del 42,2% es sólo para un 20% de los trabajadores (que están en la categoría más baja), según Ambito.Com, para los de las más altas el pedido llega al 48%.
En este sentido, el secretario general de la Federación, Daniel Yofra, advirtió que "de ninguna manera aceptará techos salariales, porque las ganancias en las empresas multinacionales de la actividad fueron y son siderales".
La Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) advierte en un comunicado que el "prolongado conflicto que enfrenta a los trabajadores aceiteros con las empresas industriales y exportadoras del sector ha escalado de tal forma que los perjuicios ocasionados ya trascienden a las partes en pugna". "La validez o razonabilidad de los argumentos que puedan esgrimirse para fundamentar los planteos no justifica la recurrencia a modalidades compulsivas y desmedidas, como el bloqueo de puertos y fábricas en forma ininterrumpida desde hace semanas", sostuvo la entidad donde se comercian los granos.
Para la BCR "la disputa está fuera de control y ha derivado en la imposibilidad de concretar entregas de granos de productores en plena época de cosecha, generando enormes problemas logísticos, que disparan costos de embolsado innecesarios en una campaña con resultados sumamente ajustados".

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...