Cuatro efectivos policiales, quienes al momento del hecho prestaban servicio en el destacamento policial del barrio San Francisco de Alava, serán juzgados por estar acusados de asesinar a Jorge Zalazar e intentar ocultar ese hecho ocurrido el 24 de marzo del 2013.
El juicio oral y público contra los efectivos se llevará a cabo ante el Tribunal Criminal I, integrado por Humberto Mario González (presidente de trámite), Raúl Enrique Burgos y Jorge Manuel Alvarez Prado.
Si bien no se fijó la fecha exacta de la primera audiencia, sería inminente que la misma se realice en los próximos días, ya que durante la semana pasada se llevó a cabo la audiencia preliminar con la presencia de todas las partes que compondrán este juicio oral y público.
Los hechos
Ocurrieron durante la madrugada del 24 de marzo del 2013, en momentos que la víctima, Jorge Zalazar, se encontraba en la casa de su familia, ubicada en la intersección de las calles Pan de Azúcar y Centinela del barrio San Francisco de Alava.
Por testimonios de vecinos y testigos del hecho, Zalazar se encontraba junto a sus hermanos y otras personas en el jardín y vereda de la casa, cuando imprevistamente un móvil policial estacionó en la puerta y los policías les habrían ordenado que se retiraran del lugar.
Ante este pedido los presentes se mostraron sorprendidos debido a que se encontraban justamente en el vereda del domicilio familiar y por esta razón continuaron compartiendo el momento, mientras el móvil policial se iba del lugar.
Pero minutos más tarde, nuevamente para sorpresa de los presentes, llegaron dos móviles de la Policía provincial, una camioneta y un automóvil, de la que descendieron varios uniformados quienes sin mediar palabras arrestaron a los presentes, quienes se habrían resistido ante la extraña actitud policial
A raíz de esto Jorge Zalazar fue violentamente reducido, golpeado, esposado y subido a la parte de atrás de la camioneta.
Una vez allí habría recibido una feroz golpiza hasta su llegada al destacamento policial, donde una vez ingresado fue conducido a la celda.
Horas después, los familiares de Zalazar quienes habían ido a preguntar por su situación, fueron recibidos por personal policial, quienes le dijeron que Jorge había fallecido producto de una "broncoaspiración" como consecuencia de un supuesto estado de ebriedad.
Esto no fue creído por sus familiares, por lo que solicitaron mayor información sobre el caso.
De la autopsia surgió que Zalazar había muerto producto de varios golpes que le dañaron sus órganos vitales como los pulmones y el hígado. Por orden del juez Ricardo Grisseti, el fiscal procedió a la detención e imputación de ocho efectivos policiales, de los cual solo cuatro fueron acusados y será juzgados por el crimen.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...