En 2007, Ledesma elaboró con la Fundación ProYungas un Plan de Ordenamiento Territorial, por el cual se comprometió a preservar 100 mil hectáreas para las futuras generaciones. Por cada hectárea cultivada con caña de azúcar o cítricos, la empresa destina dos hectáreas de bosques nativos y sistemas naturales a su conservación.

En su área de preservación, la compañía instaló cámaras sensibles al movimiento para estudiar la biodiversidad en 60 puntos diferentes.

Además, construyó 27 rampas en sus canales de riego para que los animales que bajaban a tomar agua y caían al canal pudieran salir de ellos.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...