Un chico de 12 años fue hallado acribillado a balazos en un barrio de Rosario, y los investigadores no descartan que el crimen esté vinculado al narcotráfico.
El hallazgo se registró en la noche del jueves en la terraza de un inmueble deshabitado de calle Magallanes 354 (bis), del barrio Ludueña, de la zona noroeste de Rosario.
El niño, identificado como Rolando Adrián Mansilla (12), presentaba tres impactos de arma de fuego; uno en el ojo izquierdo y otros dos en la pierna izquierda, consignaron los informantes.
De acuerdo a las primeras pericias, el chico habría recibido los balazos a quemarropa en el lugar.
El cadáver fue trasladado al Instituto Médico Legal de la Unidad Regional II de Rosario para la autopsia.
De la escena del crimen, una pequeña terraza, la Policía Científica secuestró dos vainas servidas calibre 22 y distintos elementos incendiarios, como un bidón con nafta y una botella tipo bomba molotov de fabricación casera.
El inmueble se encuentra deshabitado y se investiga si allí funcionaba un búnker de venta de drogas.
Además se procura establecer si la víctima cumplía en el lugar alguna función y fue atacada por integrantes de bandas antagónicas vinculadas al narcotráfico que operan en la zona.
El padre de la víctima, Roberto Mansilla (34), al reconocer el cadáver de su hijo, dijo no saber qué hacía el niño en ese lugar.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...