El pasado jueves, el juez federal Rodolfo Canicoba Corral llevó adelante un operativo en una dependencia del Ejército Argentino, a raíz de las supuestas irregularidades en la compra de más de mil sables similares al que utilizó el general José de San Martín para cadetes del Colegio Militar.
El operativo dispuesto por el magistrado tuvo lugar en la Dirección General de Material del Ejército donde a través de una orden de presentación la Policía recabó documentación sobre las licitaciones de la compra de sables, que están sospechadas de irregularidades.
La denuncia es porque mediante la licitación pública 18/2011 se compraron unos 496 sables para cadetes del Colegio Militar y se terminó favoreciendo a la empresa "Jorfra".
La Directora de Investigaciones de la Oficina Anticorrupción, Claudia Sosa, explicó al denunciar la maniobra que primero había sido designada la firma "Weyrsberg Kirschbaun & CIE", pero que se modificaron los plazos de entrega (originalmente era de 60 y se fijó en 30) y aquella quedó fuera de la licitación.
El 17 de noviembre de 2011 la firma "Jorfra" recibió la orden de compra y debía entregar los sables un mes después, pero el acuerdo no se cumplió y la empresa ofreció una póliza de garantía de caución del 100% de la compra con el fin de avalar la entrega posterior. Por eso, el plazo de entrega se corrió a marzo de 2012 y al fiscal federal Juan Pedro Zoni al impulsar la investigación le llamó la atención que pese a que el acuerdo no se cumplió, no se le impuso a la empresa ningún tipo de multa como se había advertido en una de las cláusulas del contrato.
Pero las irregularidades no terminaron allí: en una segunda licitación, la 8/2012, se acordó con "Jorfra" la compra de otros 709 sables y "se ocultó el incumplimiento" de la empresa del contrato anterior.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...