El Sindicato de Trabajadores de la Alimentación (Stia) podría iniciar medidas de fuerza a partir de la próxima semana en apoyo a su reclamo salarial de un aumento del 42 por ciento, tras fracasar ayer una nueva negociación.
El próximo lunes vence la conciliación obligatoria dispuesta por el Ministerio de Trabajo en el conflicto luego de que el gremio rechazara el ofrecimiento salarial de las cámaras empresariales.
La Federación Industrial de Productos Alimenticios (Fipa), que preside Daniel Funes de Rioja, ofertó un aumento del 24% en 3 tramos, desestimada por el gremio.
Tras la audiencia de conciliación el Ministerio de Trabajo, que ya había aplicado la conciliación por 15 días y las extendió por otros cinco días hábiles, llamó a las partes a realizar negociaciones para llegar a un acuerdo.
Durante la jornada, trabajadores de las fábricas Mondelez (exKraft), Pepsico, Mondelez Victoria (exStani) y Felfort, junto a delegados opositores a la conducción del gremio, se concentraron frente a la sede de la cartera laboral mientras se realizaba la audiencia de conciliación.
El delegado de la comisión interna de Mondelez (exKraft) Javier Hermosilla, informó que tras la audiencia de conciliación no hubo acuerdo y dejó abierta la posibilidad de que se inicien medidas de fuerza.
El secretario general del Stia, Rodolfo Daer, dijo que si no se llega a un acuerdo el sindicato podría iniciar un plan de lucha que incluiría paros parciales y bloqueos a las empresas. La semana pasada más de 5 mil trabajadores del sector realizaron una movilización frente a la sede de las cámaras empresarias.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...