Al final Talleres pudo rescatar un empate de local ante Camioneros de Salta en uno de los adelantos del Torneo Federal B, a pesar de haber mandado todo el equipo al ataque en el complemento, no pudo plasmar eso en efectividad.
Los goles fueron anotados por Diego Torres en los últimos minutos del primer tiempo para el visitante, y Pablo Leiva a tres de terminar el partido, cuando el expreso estaba totalmente lanzado al ataque y con catorce tiros de esquina ejecutados.
Al equipo que conduce Miguel Amaya le costó en todo sentido, por las imprecisiones, solo Maximiliano Martínez marcaba el camino y se hacía cargo de cada jugada, siendo lo más peligroso para el rival, pero faltó acompañar su juego.
Por eso llegaron las chances del mismo Martínez, que definió apenas afuera y de Leiva, tapó muy bien Juárez, pero entraba en dudas cuando se abusaba de los pelotazos, y a veces muy largos, que encontraban a los centrales rivales con la pelota de frente.
En carácter y actitud marcaba la diferencia el marcador central Cano, impasable, sólido, mandando a sus compañeros adelante.
Claro que el quipo salteño llegó con un planteo muy inteligente, lejos de meterse en su arco y esperar, lo que pudo haber sorprendido al expreso, merced a un juego colectivo, escalando especialmente por izquierda.
José Cáceres, fue la figura del encuentro, junto a Silveira y Torres le ganaban las espaldas a los centrales locales, llevando peligro sobre Bordón. Nunca salieron del libreto y el gol llegó de esa manera.
Tiro libre de la izquierda sobre los 40', el Pety Cáceres mandó la pelota al primer palo, y tras cortinar perfectamente Camioneros, Diego Torres se anticipó, solo y de palomita marcó el primer gol del partido.
Talleres buscó la reacción yendo al ataque, pero solo hubo tiempo para un remate de Martínez que sacó al corner Juárez.
Amaya en el segundo tiempo intentó con los cambios torcer el rumbo del partido, puso gente con vocación ofensiva, pensando siempre en el arco de enfrente, pero eso no le garantizó profundidad porque Camioneros se replegaba para defender el resultado y los nervios empezaban a asomar.
Juárez y los centrales despejaban los centros de los corner que se generaban, esperando la contra, que de hecho se tornaban peligrosos para el local. Fue casi un monólogo que no se podía resolver a pesar de los nombre que se sumaban al ataque, las chances se desperdiciaban como a los 41' cuando tras un centro Fretes despejó en la línea de sentencia.
Segundos después llegó el desahogo, un corner, el numero catorce, Martínez desde la izquierda, la pelota que quedó en el área, la indecisión de los defensores visitantes y Leiva remató con bronca para estampar el empate.
Llegó el final, y más allá del gol de Leiva, la sensación en Perico que se perdieron dos puntos importantes de local, un trabajo que debe continuar en la búsqueda de un juego que le permita tener una identidad y resultados que lo dejen como protagonista.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...