Ante una nota publicada en este medio el último sábado 30 de mayo, en la que una mujer de nombre Vilma Velásquez acusaba a su expareja de violencia de género, con una denuncia realizada en la Brigada de Investigaciones bajo expediente Nº 2086/15, el supuesto victimario de nombre Pedro Puca se presentó en este diario para aclarar la situación.
Puca es exfuncionario policial y según consta en el expediente 38354/15 había presentado una denuncia por violencia familiar contra la supuesta víctima, su expareja.
Según los dichos de Puca, el relato de Velásquez es falaz, y acusa a su exmujer de violenta y de no querer retirarse del domicilio matrimonial.
Ambos coincidieron que el Tribunal de Familia Vocalía IV ordenó la exclusión de hogar de Velásquez, que se realizaría en estos días, a no ser que las tramitaciones de los expedientes de denuncias en contra de Puca retrasen el dictamen.
Pedro Puca dijo ser una persona incapaz de agredir física y verbalmente a su expareja, pero reconoció que en más de una oportunidad las discusiones subieron de tono y "tuvo que luchar para evitar ser agredido con armas blancas".
Entre las denuncias y contra-denuncias de la disputa de la expareja, en el medio quedó su hijo de 14 años, quien tuvo que convivir y crecer en un notable ambiente de violencia familiar, según Puca. Las acusaciones parecen girar alrededor de quién se va a quedar con la vivienda, y que el menor quedaría en un segundo plano.
El joven, según constaron Velásquez y Puca, tuvo que ser asistido psicológicamente por el Cainaf por su personalidad "sumisa y desganada", por la que "empezó a obtener malas notas en el colegio y quería estar todo el tiempo en su habitación", según dijo Puca.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...